Caso Max: ¿Qué dice la Ley 30407 sobre agresores de animales?

Perro fue atacado por trabajador del Congreso.

Escribe Heydi Candela Feijóo

Un hombre fue captado cuando maltrataba a su perro bulldog inglés, en el Cercado de Lima. Según información de los inquilinos del condominio, el agresor trabaja en el Congreso de la República y el maltrato al animal era constante.

Los aullidos de la mascota Max llamaron la atención de los residentes del condominio Alto Colonial. Fue en ese momento que en el patio del lugar encontraron a Jonel Figueroa Zárate maltratando al can.

Se trata de un agresor, un maltratador de animales que lo lanzó al piso, provocando su desmayo. Lo comenzó a patear y lo ha arrastrado, actuando y activando actos de crueldad tipificado en la Ley 30407 y Código Penal peruano, asimismo la inhabilitación para nunca más tener bajo su tenencia a ningún animal.

Tras evaluaciones se corroboró que Max sufrió contusiones en todo el cuerpo y tiene como resultado un ojo herido.

¿Qué dice la Ley 30407?

La Ley 30407, que sanciona actos de crueldad, abandono y muerte de animales domésticos y silvestres fue promulgada el 9 de enero del 2016.

¿Quién puede denunciar?: La norma precisa que toda persona, natural o jurídica, está facultada para denunciar casos de maltrato y crueldad animal, así como cualquier otra infracción a la Ley 30407.

Los gobiernos locales (Municipalidades), el Ministerio Público y la Policía Nacional del Perú tienen el deber de atender las denuncias e intervenir para garantizar la aplicación de la norma de oficio ante casos de flagrancia o medios probatorios que demuestren el peligro a la vida y salud que puede tener un animal.

La fiscal Kalim Meza Salas está a cargo de la investigación por maltrato animal, mientras tanto, el bulldog Max permanecerá en la comisaría. A la fecha se le ha solicitado al Centro de Medicina Veterinaria Legal y Forense una pericia para analizar los golpes y heridas que tenga el animal.

TAMBIÉN LEE: Castillo logró ingresar al país antes de cumplirse plazo fijado por Congreso

El can es una fusión de bullying con bulldog inglés, con color exótico, p0r lo cual sus características lo ponen dentro de un mayor costo lucrativo, él ya ha llevado un tratamiento de antiinflamatorios y analgésicos, pero en la evaluación se ha encontrado lesiones debajo del cuello de especie hematomas relacionado con un objeto metálico, que ha presionado el cuello, y una inflamación del ojo derecho, que está comprometiendo el párpado y una zona interna de la cornea, y eso ha empeorado el cuadro que es por golpe de patada o puñete y que no ha respondido a las medicaciones.

Asimismo tiene un problema en la rótula asociado a un problema de degeneración o golpe, está bajo de peso y tiene un proceso alérgico de más de 15 dias, según señaló el  Dr. M.V. Jhon Islachin, veterinario forense del Centro de Medicina Veterinaria Legal y Forense. Además, se tendrá que solicitar la evaluación de un etólogo. Sin embargo, de acuerdo a ley, mientras el imputado es procesado; el animal debe ser puesto a buen recaudo.

Max a salvo en comisaría
En este caso, está en manos de un centro municipal que la mascota se encuentre a salvo del agresor y que no exista controversia entre las muchas organizaciones de Bienestar Animal que solicitan de manera temporal a Max.

Desde esta ventana seguiremos el caso y se enviará un escrito a la fiscal, debido a que son muchos los animales que se quedan eternamente en una comisaría o centro municipal.

TE PUEDE INTERESAR:

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.