Comas: hombre confiesa que asesinó a su madre y la ocultó en su casa
A+

Luis Manrique Vargas (24) confesó haber asesinado a su madre, Maura Anicia Manrique Vargas (64) al arrojarle el motor de una licuadora tras el pedido de ella para que le baje el volumen a la música que él estaba escuchando.

El hecho se dio aproximadamente a las 2:30 a.m., en la vivienda ubicada en la calle 37 de la urbanización el Pinar, en el distrito de Comas. El parricida le dijo a Manrique Vargas que la bulla provenía de la calle, por lo que comenzó la pelea.

“En medio de ello, el hijo le lanza el motor de una licuadora en la cabeza y le ocasiona la muerte, que fue instantánea porque el certificado de necropsia arroja como causa de muerte traumatismo encéfalo craneano con una fractura en el cráneo”, contó el coronel Max García a RTV.

PUEDES VER TAMBIÉN: Feminicidio en El Agustino: policías de la dependencia fueron destituidos

Según la confesión del asesino, se asustó al ver a su tutora ensangrentada, por lo que decidió meterla dentro de dos sacos de polietileno y colocarlos sobre un coche metálico con ruedas.

“Se retiró a dormir hasta las 4 de la mañana, cuando se levantó para irse a su puesto de trabajo en el mercado El Pinar, hasta las 16 horas que regresó a su hogar y comunicar lo sucedido a la Policía”, agregó el coronel.

“Es conducido a la dependencia policial, donde acepta, reconoce y confiesa que es el autor del delito. No ha referido que tenían varias discusiones; sin embargo, sí refiere que ella le hacía conocer que él era un hijo adoptivo y eso le incomodaba”, precisó García.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.