Cómo prevenir la caries en perros
A+

La caries en nuestra mascota puede provocar mucho dolor y pérdida de apetito debido a las molestias al morder o al masticar. Es importante que toda persona que tiene a un perro como mascota sepa cómo prevenirla,  detectarla y saber cuál es su tratamiento.

Es necesario precisar que la caries dental es una enfermedad bucal que aparece como consecuencia de la desmineralización y degradación de los tejidos dentales.

Los dientes del perro, como el de los humanos, están recubiertos de un esmalte que actúa como capa protectora frente a agresores externos. Cuando esa fina capa desaparece o se debilita, deja de protegerlos y quedan expuestos a gérmenes presentes en la boca.

La caries es una enfermedad multifactorial, es decir que está asociada a la interrelación de varios factores como: dieta inapropiada, presencia de bacterias en la boca, desgaste del esmalte dental del perro a causa de una higiene dental deficiente, predisposición genética, edad avanzada, etc. Cuando estos factores se unen, la caries puede aparecer.

Importante

Sin embargo, hay que entender que la caries en perros no es una enfermedad tan frecuente como en humanos. La razón es que la Streptococcus mutans, que es la principal bacteria causante de la caries en humanos, no existe en el perro. Además, la composición de la saliva del perro es diferente a la humana: la saliva de los perros es más alcalina que la nuestra y tiene mayor capacidad para neutralizar el efecto de los ácidos que son producidos por algunas bacterias. Por último, hay que tener en cuenta que la dieta de los perros es menos cariogénica debido a la menor cantidad de azúcares en su composición.

Pero una vez que aparece la caries, se presenta con mayor frecuencia en la fosa central del primer molar superior. Las áreas interproximales, en los dientes que tienen puntos de contacto con dientes adyacentes, también tienen una elevada predisposición a esta enfermedad.

Prevención

Para evitar la caries en perros es imprescindible mantener una higiene dental adecuada desde la etapa de cachorro. Para ello, es necesario acostumbrar al cepillado dental, algo que no siempre resulta fácil.

Existen en el mercado cepillos dentales especiales para perros, y pastas dentífricas específicas de prescripción veterinaria. Aún así, algunos perros no llegan nunca a facilitar el cepillado dental y es necesario combatir la caries mediante otros métodos eficaces como la utilización de premios dentales multifuncionales o snaks dentales. Estos premios están ideados, precisamente, para prevenir la acumulación de bacterias en la capa externa de los dientes y las encías.

Síntomas

-Dificultad para morder.

-Dificultad para masticar.

-Pérdida de apetito.

-Mal aliento.

-Presencia de dolor y quejidos ante cualquier manipulación bucal.

-Presencia de sarro.

-Encías retraídas.

Un perro que presenta alguno o varios de los anteriores síntomas puede estar padeciendo caries. Para tratar esta enfermedad, se requiere una endodoncia o, si la lesión es tan extensa que ha afectado gravemente al diente y la encía, se recomienda la extracción de la pieza dental.

En una caries antigua, el esmalte aparece teñido de marrón oscuro o negro. Una caries activa es de color marrón claro y el esmalte y dentina se encuentran reblandecidos.

En cualquier caso, es siempre el veterinario quien debe valorar cada caso y proceder según el tratamiento más adecuado.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.