Contraloría: Qali Warma distribuyó a escolares raciones con escaso valor nutricional

Ocurrió en Lima y Callao, entre mayo y agosto del 2020.

Una auditoría al Programa Nacional de Alimentación Escolar Qali Warma evidenció que, durante los meses de mayo a agosto del 2020, escolares de instituciones educativas públicas de Lima Metropolitana y el Callao recibieron desayunos (raciones) con escaso valor nutricional, los cuales incumplían los parámetros mínimos establecidos por el propio programa.

Según un informe de auditoría, en la Emergencia Sanitaria por COVID-19, un total de 5,333 escolares pertenecientes a 26 instituciones educativas de nivel inicial de Lima Metropolitana y el Callao recibieron raciones de alimentos con menor aporte nutricional, tanto en calorías, proteínas como en hierro, cuyo consumo no favorece el mantenimiento de la función cerebral relacionado al aprendizaje escolar y la capacidad de atención en clases.

TAMBIÉN LEE: Defensoría: Ejecutivo debe garantizar el manejo adecuado de residuos por COVID-19

Los estudiantes de inicial debieron recibir desayunos conteniendo 270 a 290 calorías; sin embargo, se ha determinado que, por ejemplo, la ración néctar y galleta de quiwicha que distribuyó el programa social tenía 176 calorías, es decir, 35 % menos del rango permitido, incumpliendo los límites mínimos establecidos por el propio programa para brindar un servicio alimentario adecuado, de calidad, sostenible y saludable (finalidad pública).

También se evidenció que las especificaciones técnicas de los alimentos entregados no incluyen información del contenido de hierro, el cual contribuye a la producción de la hemoglobina y la prevención de enfermedades. Esto sucede porque no es obligatorio que los proveedores señalen la cantidad de hierro en los certificados de calidad de sus productos.

Alimentos excedentes y sobrantes

De otro lado, la comisión de control evidenció que el programa Qali Warma no gestionó en forma oportuna las solicitudes de 43 II.EE. para la reducción de raciones y de 17 II.EE. que requerían mayor número de raciones, ocasionando que haya excedentes de alimentos en algunas escuelas, mientras que en otras se produjo un desabastecimiento parcial.

Como las solicitudes presentadas por los directores para reducir la entrega de kits de alimentos no fueron registradas de forma inmediata en el sistema del programa social (Sistema Integrado de Gestión Operativa, SIGO), se entregaron 11,804 kits de alimentos excedentes para 558 usuarios, sobrantes que luego fueron distribuidos sin un criterio uniforme dentro de las II.EE. Vale precisar que el programa entregó excedentes en 20 de las 43 II.EE que pidieron reducir el número de raciones.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.