Coronavirus: Sanofi une fuerzas con Estados Unidos para desarrollar una vacuna
A+

Sanofi Pasteur, la unidad global de negocio de vacunas de Sanofi, aprovechará el trabajo previamente desarrollado para la vacuna contra el Síndrome Respiratorio Agudo Grave, o SARS, como una nueva vía para abrir un camino más rápido hacia el desarrollo de una vacuna para el COVID-19.

A finales del 2002, el coronavirus SARS tuvo un notorio brote para luego desaparecer en 2004. Sanofi planea investigar a profundidad una potencial vacuna preclínica para el SARS que pueda servir para proteger contra el COVID-19.

“Lidiar con una epidemia de salud global como la que ha provocado el nuevo coronavirus va a requerir de esfuerzo colaborativo, razón por la cual estamos trabajando en conjunto con BARDA para poder desarrollar de manera rápida una potencial vacuna”, comentó David Loew, Jefe Global de Vacunas de Sanofi.

PUEDES VER | España supera ya a China en muertes por coronavirus

Sanofi utilizará una plataforma recombinante de ADN para producir una potencial vacuna para el nuevo coronavirus 2019. La tecnología recombinante produce una réplica genética exacta de las proteínas encontradas en la superficie del virus.

La secuencia de ADN que codifica este antígeno se combinará en el ADN de la plataforma de expresión de baculovirus, la base del producto recombinado licenciado para la influenza de Sanofi, y lo usará para rápidamente producir grandes cantidades del antígeno de coronavirus que será formulado para estimular el sistema inmunológico de forma que lo proteja frente al virus.

PUEDES VER | Coronavirus: 413.467 infectados y 18.433 muertos en el mundo

En estudios no clínicos, la vacuna candidata contra el SARS era inmunogénica y brindaba protección parcial de acuerdo a las pruebas en modelos animales. Este modelo desarrollado por Protein Sciences (adquirido por Sanofi en 2017) brinda una gran ventaja en el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19.

En diciembre del 2019, Sanofi desarrolló un acuerdo con BARDA para establecer instalaciones de vanguardia en los Estados Unidos para la producción sostenible de una vacuna recombinada adyuvante para usar en caso de una pandemia de influenza y que está basada en la misma plataforma tecnológica que se usará para el programa COVID-19.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.