Coronavirus y los riesgos de que Taiwan siga fuera de la OMS

Gran parte de la comunidad internacional está convencida que por consideraciones políticas se ha dejado a Taiwán como una brecha en la red de prevención de enfermedades infeccionas transnacionales y de seguridad sanitaria.

El mundo está amenazado nuevamente, ésta vez por el Coronavirus 2019-nCoV de Wuhan, así lo manifiesta el Representante de la Oficina Económica y Cultural de Taipei en el Perú, Iván Yueh-jung Lee, quien refleja la preocupación de la población de Taiwán y de todos nosotros miembros de la comunidad internacional.

El coronavirus es una emergencia global, así lo declaró hace unos días la Organización Mundial de la Salud (OMS) tras confirmarse la muerte, hasta entonces, de más de 361 personas en China, donde se reportaron cerca de 17,000 contagiados. Fuera de China se han confirmado más de 150 casos en 23 países, incluyendo Alemania, Japón, Vietnam, Tailandia, Corea del Sur, Canadá, Italia y Estados Unidos en pacientes contagiados por personas que habían viajado a China o por chinos contagiados que ingresaron a sus países. China ha confirmado oficialmente la muerte de 360 personas y 10 mil contagiados confirmados y las cifras siguen en aumento.

PUEDES VER: Avión dañado aterrizó de emergencia en Madrid

Es claro que las enfermedades no tienen fronteras y que las razones políticas no impiden su contagio. Por ello, es impostergable que la Organización Mundial de la Salud (OMS) acepte que las crisis de salubridad no respetan fronteras y que el coronavirus 2019-nCoV, originado en Wuhan, China es una peligro real para la salud global.

“La ausencia de Taiwán de la OMS crea una grave brecha en la red sanitaria mundial”, considerando que “Taiwán es la primera línea de defensa en la lucha contra la propagación del brote de coronavirus”.  Es irrefutable admitir que “la OMS no debería excluir a Taiwán por razones políticas” y que “a Taiwán se le debería permitir participar en la OMS y compartir su experiencia”.

En este sentido, podemos citar que el índice Health Care Index 2019 de la publicación CEOWORLD coloca a Taiwán en el puesto número uno del listado de los países con los mejores sistemas de salud del mundo. Taiwán ha sido ubicado por delante de Corea del Sur, Japón, Austria, Dinamarca, Tailandia, España, Francia, Bélgica y Australia, entre los top 10. El índice mide la atención médica, que es un análisis estadístico de la calidad general del sistema, incluida la infraestructura, las competencias de los profesionales de la salud, el costo per cápita, y la disponibilidad de medicamentos de calidad.

Gran parte de la comunidad internacional está convencida que por consideraciones políticas se ha dejado a Taiwán como una brecha en la red de prevención de enfermedades infeccionas transnacionales y de seguridad sanitaria. Por ello, ya se han pronunciado países como Estados Unidos, Japón, Canadá y otros países amigos a favor de la participación de Taiwán en la OMS, de modo que sus 23 millones de habitantes queden bajo su cobertura y que el aislamiento de Taiwán, que su ausencia de la OMS origina, no interrumpa la cadena de prevención y lucha con el coronavirus y otras enfermedades infeccionas transnacionales. Taiwán ha manifestado permanentemente su disposición a ayudar y a compartir su experiencia para contribuir con la comunidad internacional para salvaguardar la salud global.

TAMBIÉN PUEDES VER: Boris Johnson optimista tras oficializar el brexit

Taiwán no puede seguir aislada de la red de información de la OMS y de su cobertura. Es un hecho que Taiwán no recibe información oficial de la OMS, tampoco de China, en este caso del coronavirus de Wuhan el gobierno de Taiwán tampoco ha recibido ninguna información sobre la epidemia. Sabemos todos que Taiwán no es ni ha sido nunca parte de la República Popular China y que la jurisdicción de China no alcanza a Taiwán, siendo que sólo el gobierno de Taiwán puede representar a sus 23 millones de habitantes.

Es impostergable y urgente que la OMS abra sus puertas a Taiwán como observador, el Representante Lee está convencido de que el mundo no puede esperar a que se cierren las brechas que obstaculizan un sistema de salud global seguro y eficaz para la comunidad internacional.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.