COVID-19: Gambia muestra al mundo cómo enfrentarlo
A+

Por: Hernán Garrido-Lecca

Al llegar al aeropuerto de Banjul, a cada pasajero se le mide la temperatura mediante una pistola-termómetro; luego debe desinfectarse las manos con un gel disponible en cada mostrador de inmigración y se le recomienda repetir esto regularmente durante su estadía. Gambia trabaja para detectar la posible presencia del COVID-19 entre quienes ingresan a su territorio.

Examinar a los pasajeros según los patrones de viaje puede parecer un paso lógico, pero si lo es, ¿por qué más países no están adoptando estas mismas simples medidas? Un reciente viaje a Banjul, pasando por Madrid, me mostró la situación. En Barajas, entrada a la UE, el personal lleva máscaras, pero no pregunta a los viajeros sobre sus itinerarios ni mucho menos les controlan la temperatura.

El PBI del Perú es 132 veces el de Gambia ¿Por qué este pequeño país es más proactivo que la UE o América Latina en prevenir el COVID-19? En Gambia han estado trabajando de la mano con su proveedor de servicios, Securiport, quien desarrolló una solución propietaria en respuesta a la crisis del ébola 2014-2016 en Sierra Leona. El ébola trajo la necesidad de comprender los patrones de viaje de las personas e instarlas a tomar precauciones. Esto podría explicar la diferencia.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.