Crimen a la salud pública: vacunaron con dosis vencidas en Huaycán

Un informe periodístico revela que decenas de personas fueron inoculadas con un lote de la marca Pfizer que no habría pasado por una apropiada cadena de frío.


¿Habrá sido usted una de las personas vacunadas con una dosis vencida? Si usted vive en Huaycán o alrededores, preocúpese, aunque ya es tarde para saberlo; sin embargo, lo que ha salido a la luz es algo realmente escandaloso. Por ineptitud e irresponsabilidad, miles de vacunas de la marca Pfizer se perdieron y, lo que es peor, un grupo de peruanos habría recibido dosis vencidas, tal como lo reveló el programa ‘Contracorriente’, de Willax TV.

De acuerdo al dominical, sin terminar de hacer un mea culpa completo, el estrenado ministro de Salud César Vásquez confesó lo que su antecesora Rosa Gutiérrez quiso ocultar irresponsablemente: miles de vacunas se echaron a perder al no respetarse la cadena de frío y, por lo tanto, no estaban habilitadas para ser utilizadas en la lucha contra la covid-19. Testimonio de algunas enfermeras contactadas por el programa confirmaron esta peligrosa negligencia: “Cuando las vacunas vencieron y le comentamos a la jefa lo ocurrido, ella nos dijo que teníamos que solucionar y ver la manera de desaparecer ese lote, que no se podía perder una cantidad tan grande”, señaló la trabajadora del Hospital de Emergencias Pediátricas, de quien no se dio a conocer su verdadera identidad por temor a represalias.

“Pueden aplicar el factor pérdida, es decir abrir una vacuna por paciente pero descartar el resto, porque la dosis es para seis… las que trabajamos en ese momento sí sabíamos del manejo de productos biológicos y que eso no está permitido, por eso no fuimos partícipes”, agregó la valiente enfermera denunciante.

La protagonista

La licenciada jefa de enfermeras a la que se refiere la enfermera es Bernardita Buscal Mogollón, una antigua trabajadora del Hospital de Emergencias Pediátricas, nombrada jefa en esta gestión. Según los informantes, habría sido ella, en coordinación con el director del hospital, quien ideó como estrategia para deshacerse de las vacunas vencidas, una jornada especial.

A través de afiches y en coordinación con la Municipalidad de Lima se planificó la campaña de salud solidaria en Huaycán para el sábado 25 de marzo. En el afiche se podía leer entre otros servicios que ofrecían: la vacunación regular para adultos y niños.

“El sábado 25 de marzo se aplicaron las dosis, se llevaron las vacunas y las personas recibieron un carnet de vacunación de unas vacunas vencidas”, reveló la enfermera.

Sin embargo, una noche antes, las enfermeras preocupadas se comunicaron con su jefa, la licenciada Bernardita Buscal Mogollón, a través de WhatsApp, para comentarle lo que estaba ocurriendo.

La orden

‘Contracorriente’ publicó un extracto de la comunicación en la que la licenciada Bernardita da la siguiente orden: “Buenas noches, mañana lleve las vacunas bivalentes, se está ampliando su cobertura, lleva todas y utiliza factor pérdida. Lleva de cada una 20 frascos, van a haber 4 vacunadoras. No te olvides de las jeringas. Suerte”.

Preocupada por la situación, la enfermera responde: “Buenas noches, en el documento se indica que vencen el 13 de marzo porque son vacunas descongeladas y no se puede colocar pasada la fecha”.

MÁS INFORMACIÓN: Minsa anuncia cuarta dosis para mayores de 70 años en Lima y Callao

El documento al que se refiere la enfermera es el “Acta de Entrega” y se puede leer cómo fueron entregadas por la Dirección de Redes Integradas de Salud Lima Centro (Diris) al Hospital de Emergencias Pediátricas, 200 frascos que contenían la vacuna bivalente contra la covid-19 correspondiente al lote Gj5106.

En la condición de entrega se especifica, además de las alteraciones de temperatura, su duración: se coloca como fecha de entrega el día 2 de enero de 2023 y la fecha de vencimiento el 13 de marzo. Para el 24 de marzo, día de las coordinaciones por WhatsApp, las vacunas ya estaban vencidas. Pero al parecer la jefa de enfermeras tenía una orden de que sean aplicadas.

Negándose a vacunar

Debido a que las buenas enfermeras que trabajaban en el hospital se negaron con justa razón y transparencia, la administración habría contratado vacunadoras externas para continuar con la campaña que se realizó el sábado 25 de marzo en Huaycán.

En el padrón oficial y original se puede leer que el lote de vacuna aplicada en la jornada coincide con el lote denunciado por las enfermeras, por hallarse vencido, el GJ5106. Se aplicó el factor pérdida, recomendado por la licenciada Bernardita, es decir se utilizaron 8 frascos con los que se podrían haber vacunado a 48 personas pero en el padrón solo aparecen ocho personas vacunadas.

Frente a este descubrimiento, el medio se comunicó con algunas personas que fueron inoculadas con la dosis vencida y también ubicó a la licenciada Bernardita Buscal Mogollón, quien solo dijo: “No sabía que las dosis estaban vencidas”.

A todas luces queda claro que no se cumplió con la cadena de frío, en custodia de Cenares. Se sobrexpuso a otro lote de vacunas, el GK1316, de 345 mil dosis, que costaron 10 dólares cada una; es decir casi 13 millones de soles del que aún nadie responde.

El lote fue expuesto a una temperatura no adecuada por más de 72 horas y el químico farmacéutico a cargo hizo una extraña consulta al laboratorio Pfizer el 27 de marzo de 2023.

En la carta de respuesta que Pfizer envía a Cenares en relación con su consulta sobre las condiciones de almacenamiento del lote GK1316 que habría alcanzado los -7.3 grados celsius por 72 horas, cuando debería haber estado siempre entre –60 o -70 grados bajo cero.
Aquella vez emitida la alerta y con la respuesta del mismo laboratorio Pfizer, el lote GK1316 fue inmovilizado a pedido de Digemid, como consta en otra acta de l9 de mayo.

La contraorden

Empero, para la exministra Rosa Gutiérrez las vacunas no estaban vencidas y es así como el 7 de junio se dispone un comunicado, el 30–2023, para el levantamiento de la inmovilización. En el acta aparece la firma de Moisés Eliseo Mendocilla Risco, recientemente nombrado director de Digemid, que no respondió esta semana por el lote de vacunas referido pues, aunque se emitió el acta de levantamiento de inmovilización, aún no se sabe qué ocurrió realmente con ese lote, aunque el actual ministro de la cartera ha dicho oficialmente que está perdido.

Reacciones

Consultado al respecto, el congresista Edward Málaga (no agrupado) precisó: “Si esto es cierto entonces se aplicaron vacunas vencidas. A mí me llama la atención que Cenares le haga esa pregunta a Pfizer, porque Pfizer le va a responder como lo hizo… Por eso debemos replantear a los encargados de Cenares, Digemid y del Instituto Nacional de Salud”.

A su turno, el especialista en salud pública, Omar Neyra, manifestó lo siguiente: “Pfizer tiene de -60 a -70 grados de temperatura, si estás a menos eso, ya rompiste la cadena de frío y tienes dos alternativas, si estás en el rango la utilizas pero, si no, no la vuelves a congelar, si lo haces el producto ya no es seguro y eficaz… casi -63 grados por encima de lo grados permitidos de calor, ineptitud o falta de responsabilidad de este almacén”.

Varias preguntas por resolver. La más importante: cómo vamos a hacer para seguir almacenando, sin que se rompa la cadena de frío, las más de 170 millones de dosis que seguirán esperando alguna buena campaña de algún buen ministro que nos asegure la salud y la vida de todos los peruanos.

LO MEJOR DE ACTUALIDAD:  

Rafael López Aliaga desmiente construcción de túnel entre La Molina y Miraflores

Cenizas del volcán Ubinas salen de Moquegua: las demás regiones afectadas

Perú bajo emergencia sanitaria por Guillain-Barré: ¿en qué consiste esta medida?

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.