¡Cuidado con el mosquito que transmite la uta o leishmaniasis!: todo lo que debe saber sobre la enfermedad | Recomendaciones

Es transmitida a través de una simple picadura, pero los daños pueden ser bastantes serios.


La leishmaniasis o uta, como se le denomina en el país, es sin duda un desafío de salud pública en muchas partes del mundo, incluida América Latina, donde Perú también enfrenta este problema. Aunque no hay una vacuna comercialmente disponible contra esta enfermedad, existen medidas preventivas y tratamientos efectivos disponibles.

Esta enfermedad es transmitida a través de la picadura de un mosquito que se puede encontrar en todo el país. Esta úlcera es causada por un parásito microscópico, leishmania, y se caracteriza “por lesiones en la piel, causa un poquito de comezón, es indolora, no se cura al paso de unos tres días, sino que persiste semanas y va convirtiéndose en herida”, explicó la doctora Fiorela Álvarez, especialista en enfermedades infecciosas y tropicales e investigadora de la Unidad de Leishmania y Malaria del Instituto de Medicina Tropical Alexander von Humboldt de la Universidad Peruana Cayetano Heredia.
enfermedad zoonótica

Asimismo, añadió que esta patología también puede transmitirse entre humanos y animales, por eso es considerada como una enfermedad zoonótica.

MÁS INFORMACIÓN: Huarochirí en crisis sanitaria: aumento alarmante de casos de UTA y dengue

Las zonas más afectadas están en la sierra y la selva, sobre todo en áreas rurales donde la población se dedica a la agricultura y ganadería. Por ejemplo, a poca de distancia de Lima, “tenemos lo que es Antioquía, Huarochiri. Entonces en estas zonas sobre todo rurales o periurbanas donde hay mucho contacto con la naturaleza y el campo donde está más la presencia de este mosquito”, añade la doctora Álvarez en el programa Podcast Médico Cayetano.

A la cabeza de este problema están Cusco y Madre de Dios, donde se presentan más cantidad de casos. Así como también Cajamarca, e incluso la sierra de Piura.

Según explicó la doctora Álvarez, algunas personas con uta recurren a métodos tradicionales en su intento de curarse. Por ejemplo, aplicarse calor para quemar esas lesiones, diferentes tipos de plantas u otros métodos extremos que al final de cuenta las lesiones se infectan y se complican, “por eso lo ideal es acudir al puesto de salud”.

Advirtió que la leishmaniasis puede complicarse si no es tratada tempranamente, podría conducir al deterioro parcial o completa de las membranas mucosas de la nariz y la boca o incluso afectar órganos. Además, que las lesiones ulcerosas dejan cicatrices.

“Existe una forma que felizmente no la tenemos en el país, el cual afecta órganos internos como hígado o bazo. Esto es potencialmente mortal. Sí hay casos en Asia o en Brasil. Mientras que en Perú solo tenemos lesiones en la piel y mucosas”.

Diagnóstico

En cuanto al diagnóstico de leishmaniasis, puede realizarse mediante varios métodos. Un médico puede realizar un examen físico detallado para identificar lesiones cutáneas características como úlceras cutáneas crónicas. Posteriormente las pruebas en laboratorio con las muestras de tejido o aspirados de lesiones cutáneas en busca de parásitos de leishmania bajo un microscopio.

“Tomar una muestra de tejido del borde de la lesión para poder obtener el material, esto se coloca en una laminilla en microscopio, se hacen tensiones especiales. Con el personal capacitado, este examen no demora más de cuarenta minutos y si se observa al parásito, entonces no hay duda de estar ante un caso de leishmaniasis. Con esa prueba el diagnóstico está confirmado”, indicó.

Asimismo, es importante que el diagnóstico y tratamiento de la leishmaniasis sean realizados por profesionales médicos con experiencia en el manejo de esta enfermedad, ya que el tratamiento puede variar según la forma clínica y la gravedad de la infección.

Colaboración continua

En Perú, como en otros países afectados por la leishmaniasis, es crucial una colaboración continua entre el gobierno, los profesionales de la salud y la comunidad para implementar estrategias efectivas de prevención y tratamiento, así como para promover la investigación de nuevas opciones terapéuticas y una eventual vacuna contra esta enfermedad.

Consideraciones a tomar en cuenta

Para la prevención el control de vectores y aplicación de insecticidas es importante para reducir la población de los insectos responsables de transmitir la enfermedad.

Tanto para los pobladores como para los foráneos, usar ropa que cubra la mayor parte del cuerpo y aplicar repelente de insectos, cuantas veces sea necesario, puede ayudar a prevenir las picaduras de los insectos transmisores.

Protección de mascotas o ganado en interiores durante la noche para prevenir que sean presa de los mosquitos. De presentar o sospechar que se tiene uta, acudir al punto de salud para recibir tratamiento. No dejar pasar tiempo a que la ulcera se convierta en una grave infección.

Después del tratamiento, es importante seguir las indicaciones médicas y realizar seguimiento para asegurarse de que la infección haya sido eliminada por completo.

LO MEJOR DE ACTUALIDAD: 

Carlos Paredes sobre operativo en casa de Dina Boluarte: «Suspensión de Harvey Colchado es para que no obstruya la investigación dentro de la PNP»

Christian Guevara Guadrón, diputado de El Salvador: «Las ONG que financia Soros perjudican la lucha contra el crimen» | Exclusiva de Expreso

Alan García en la eternidad: a cinco años de la partida del líder aprista

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookXInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.