Defensoría: universidades deben sancionar el acoso
A+

La Defensoría del Pueblo exigió a las universidades públicas y privadas adoptar medidas urgentes y drásticas para encarar el acoso sexual contra las mujeres.

Luego de conocerse el caso de la alumna de iniciales G.M.R.H. (19), quien fue acosada sexualmente por el profesor Julio Alegría Cueto de la Universidad de San Martín de Porres, la Defensoría del Pueblo envió una comunicación al rector y al decano de la facultad de Ciencias de la Comunicación, Turismo y Psicología recomendando iniciar procedimiento administrativo contra el catedrático, en atención a la Ley de Prevención y Sanción del Hostigamiento Sexual.

Del mismo modo, demandó brindar soporte legal, psicológico y las facilidades académicas a la agraviada a fin de garantizar su continuidad educativa y su recuperación integral.

Al respecto, Eliana Revollar, adjunta para los Derechos de la Mujer, indicó que el hostigamiento sexual en instituciones educativas -particularmente en las universidades- son actos de violencia frecuentes, pero pocas veces denunciados por vergüenza o temor a represalias.

Solicitó, además, aprobar una directiva interna que establezca el procedimiento de denuncia ante estos casos.

En un estudio reciente sobre el hostigamiento sexual laboral contra mujeres, la Defensoría del Pueblo identificó que la mayoría de casos de ese tipo se archivan por falta de pruebas, pues esos actos ocurren lejos de testigos y la obtención de pruebas idóneas es sumamente difícil.

PROFESOR EN LA FISCALÍA

El catedrático Julio Alegría Cueto (47), quien fue detenido tras ser denunciado por presuntos delitos de coacción y tocamientos indebidos por una alumna, fue trasladado a las 10:30 horas de ayer a la sede del Ministerio Público en la avenida Abancay.

“Solo hay una denuncia en su contra en la Depincri”, precisó el coronel Eduardo Baca, jefe de la División Policial Sur.