Desesperados por hambre y falta de agua potable
A+

La angustia y la desesperación de miles de personas que han sido golpeadas por las inundaciones y la escasez de alimentos en la región Piura alcanzaron ayer su punto más crítico, cuando más de un centenar de pobladores del distrito de Catacaos tomaron por asalto un helicóptero de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) para apoderarse, por la fuerza, de bidones de agua de mesa y cajas de víveres.

Los violentos sucesos se produjeron alrededor del mediodía, cuando un helicóptero MI 17 de la FAP aterrizó en la zona de Monte Sullón, en Catacaos (Piura), para evacuar a personas heridas, así como a gestantes que necesitaban urgente atención médica.

Sin embargo, los lugareños –que llevan casi una semana esperando ayuda de las autoridades regionales y nacionales– corrieron hacia el helicóptero en busca de alimentos.

Los recursos que llevaba la aeronave de la FAP fueron disputados entre los pobladores, algunos de los cuales rompieron el cerco de seguridad y subieron al aparato para apropiarse de bidones de agua o cajas de conservas, que formaban parte de las raciones de emergencia de los propios militares.

Los tripulantes no pudieron evitar la aglomeración de gente y solo atinaron a apagar las hélices del helicóptero para evitar una tragedia, teniendo en cuenta que por su desesperación muchas personas lo rodeaban sin percatarse del peligro.

La zona del Monte Sullón, en Catacaos, es una de las más afectadas por las lluvias e inundaciones que se producen en Piura. Varias personas que quedaron heridas tuvieron que ser evacuadas por vía aérea.

EN EL CEMENTERIO

Mientras eso sucedía en Monte Sullón, en el centro poblado Villa Pedregal –también en Catacaos– familias de los centros poblados de Catacaos, Pedregal Grande y Narihuala seguían refugiadas en el viejo cementerio de José de los Ángeles tras las inundaciones que dejaron inhabitables sus viviendas.

En ese camposanto más de 40 familias han pasado la noche a la intemperie y pidieron la instalación de carpas para proteger a los niños de los zancudos.

En tanto, los agricultores han perdido sus animales y cultivos. Eleuterio Villegas de Pedregal Grande contó a RPP que tenía 42 chanchos y terneras. Todos murieron.

El general Javier Ramírez Guillén, comandante general de la FAP, informó que el lunes ya llevaron a un grupo de niños al refugio de la institución educativa José Carlos Mariátegui, Tacalá, en el distrito de Castilla.

Otros 518 damnificados permanecen en el colegio Miguel Cortés, ubicado en el distrito de Castilla (Piura). Ellos ocupan 100 carpas instaladas por el Gobierno Central debido a que sus viviendas colapsaron tras la inundación del lunes.

Las familias ubicadas en ese local pidieron a las autoridades que les provean de agua, comida y repelentes, pues el agua estancada en las calles cercanas se ha convertido en enormes criaderos de zancudos.

CASERÍOS AISLADOS

Los caseríos aislados del bajo y medio Piura recibieron ayuda humanitaria a través de helicópteros de la FAP que entregaron hasta el momento más de 10 toneladas de alimentos y agua, informó el comandante general de esta arma, general FAP Javier Ramírez Guillén.

Indicó que esas zonas, correspondientes a los distritos de Cura Mori y Catacaos, son las más afectadas por las inundaciones y esta es la única forma llegar a ellas, debido a la afectación de las carreteras.

En tanto, 52 efectivos policiales de la Unidad de Salvataje de Lima viajaron a Piura para reforzar las labores de rescate y auxilio que se ejecutan a favor de los damnificados.

De esta manera, por disposición del comando policial y del ministro del Interior, Carlos Basombrío, se fortalecerán las labores de ayuda a las víctimas que quedaron atrapadas en sus viviendas.

“Los equipos de rescate están duplicando sus esfuerzos para trabajar todo el día sin tregua”, sostuvo el titular del Interior.

El equipo comandado por dos oficiales, uno de los cuales se trasladó a Catacaos y el otro a Castilla, se sumó a las labores que realizan 67 salvavidas de Piura.

El grupo de policías de salvataje trasladó desde Lima material logístico para realizar su labor, tales como dos motos náuticas debidamente abastecidas, tres botes inflables con sus respectivos remos, tres tablas ‘longboard’, 20 chalecos salvavidas, 25 boyas y 10 chalecos más para uso en rescates.

A 97 sube la cifra de muertos

A 97 se elevó el número de víctimas mortales, a consecuencia de las intensas lluvias, desbordes, huaicos e inundaciones que sacuden diversas regiones del país, según un boletín emitido ayer por el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN).

El reporte precisa, además, que los damnificados suman 124,161, mientras que la cifra de afectados llega a 813,239 y las viviendas dañadas son 182,116.

De ese total, solo en Piura se registraron ocho muertos, 20,968 damnificados, 238,855 afectados y 48,952 viviendas dañadas.

En tanto, en Lima hubo 10 fallecidos, 6,725 damnificados, 22,699 afectados y 8,637 viviendas afectadas.

Médicos cubanos viajarán al norte

La ministra de Salud, Patricia García, anunció que se prepara una nueva brigada médica para atender a los damnificados de la región Piura, la cual estará integrada también por médicos cubanos.

En declaraciones tras la sesión del Consejo de Ministros realizado ayer, García dijo también que 54 especialistas, entre médicos, enfermeras y brigadistas, viajaron el martes para atender la emergencia en Piura.

“Para el manejo de los problemas de salud tendremos una brigada adicional de médicos, incluyendo médicos cubanos, que van a venir a apoyarnos en el manejo de la emergencia”, sostuvo

Indicó también que el envío de medicamentos está asegurado de acuerdo a la necesidad de los servicios de salud. Sostuvo que se viene trabajando con fumigaciones y en el control larvario del mosquito transmisor del dengue.

Pidió a la población del norte del país que dé facilidades al personal de salud que va de casa en casa para brindar información sobre las acciones de prevención.

BAJA CAUDAL DE RÍOS, PERO SIGUE ALERTA NARANJA

 Continúa en descenso el caudal de los ríos Piura y Chira, en la región Piura, pero siguen en alerta naranja, al igual que el río Camaná, en la región Arequipa, informó el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), según el reporte del Proyecto Especial Chira Piura y del Senamhi.