Diplomáticos de embajadas de Ucrania y Rusia en Perú se pronuncian sobre conflicto

Dicen lo que debemos saber sobre el enfrentamiento.

Por Manuel Alejandro Navarro 

Encargado de negocios de la embajada de Ucrania:
«La federación rusa violó los artículos 33, 37, 39 y 51 de la Carta de la ONU»

Rostyslav Yavorivskyi: El 24 de febrero de 2022, a las 5:00 de la mañana, Rusia cometió el acto de agresión abierta contra Ucrania. Ucrania se ha convertido en la víctima de la agresión armada, en virtud del Artículo 51 de la Carta de la ONU, informó al Consejo de Seguridad de la ONU sobre nuestro derecho inherente a la autodefensa individual o colectiva. Con su invasión del territorio de Ucrania, la Federación Rusa violó los artículos 33, 37, 39 y 51 de la Carta de la ONU, así como los acuerdos bilaterales y multilaterales vigentes entre Ucrania y Rusia.

Los argumentos citados por el presidente ruso para justificar el ataque son jurídicamente insignificantes y criminales en términos de valores universales. Las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa comenzaron un intenso bombardeo de unidades de las Fuerzas Armadas de Ucrania en el este, dispararon cohetes y bombas contra aeródromos e instalaciones militares de las Fuerzas Armadas de Ucrania en todo el territorio de Ucrania, incluso los alrededores de la capital de Ucrania, Kiev.

TAMBIÉN LEE: Indecisión de la OTAN cuesta mucho a Ucrania

Las localidades en Ucrania, a lo largo de la frontera estatal y en la frontera con la Crimea ocupada, están siendo bombardeadas. Hay bajas entre la población civil. Las vidas de más de 40 millones de ciudadanos ucranianos que viven pacíficamente en su tierra están bajo la amenaza. Pueden ser destruidos 600,000 kilómetros cuadrados del continente europeo, guiados por los principios de democracia, derechos humanos y desarrollo pacífico. Ni Ucrania ni la OTAN son una amenaza para la paz en Europa. Hoy, Rusia nuclear apunta públicamente a destruir el Estado de Ucrania. Pero de hecho, Rusia persigue el objetivo más amplio: detener el desarrollo democrático de todo el continente europeo, socavar la ley y el orden internacional.

Rusia amenaza la libertad y la democracia en todo el mundo. Esta es una amenaza universal. Por lo tanto, la respuesta a sus acciones debe ser universal.

Embajador de la federación rusa:
«El presidente de Rusia tomó la difícil decisión de empezar la operación»

Igor V. Romanchenko: Desde el pasado 24 de febrero, Rusia está llevando a cabo una operación militar especial en Ucrania. Para comprender lo que está atrás de esta difícil decisión del gobierno ruso de recurrir a las medidas bélicas, uno debe darse cuenta de lo siguiente.
En 2014, los países occidentales orquestaron el golpe de Estado en Kiev llevando al poder a las fuerzas radicales que apoyaron abiertamente el nazismo y la rusofobia.

Con Crimea logrando hacer realidad su derecho a la autodeterminación, otras regiones ucranianas, que se pronunciaron en contra, fueron sometidas a la presión, bloqueo económico y la violación de sus derechos fundamentales, cuyo ejemplo ilustrativo es la ley de los pueblos autóctonos de Ucrania, en que incluso no hay mención del pueblo ruso. Una verdadera masacre sucedió el 2 de mayo de 2014, cuando los nacionalistas ucranianos quemaron vivas a 48 personas en Odessa.

TAMBIÉN LEE: Chile construirá nueva zanja en frontera con Bolivia para frenar migración

La guerra civil de 8 años –bajo un disfraz de la operación antiterrorista– sigue arrasando Donbás con la población de 4 millones de personas. Todo ello se enmarca en la estrategia de la OTAN para impedir el desarrollo y el fortalecimiento de las posiciones internacionales de Rusia, creando en sus países vecinos un ambiente hostil, dotado con armas avanzadas y que pueda servir para un eventual ataque contra nuestro país, al igual que sucedió en Yugoslavia, Irak, Libia y Siria.

La situación en Ucrania, cuyas autoridades hasta han estado buscando pretextos para revisar su estatus no nuclear, se ha convertido en una amenaza directa a Rusia.

Teniendo en cuenta lo expuesto, respondiendo al pedido de apoyo de las Repúblicas de Donbás que proclamaron su independencia, y en virtud del artículo 51 de la Carta de la ONU, el Presidente de Rusia tomó la difícil decisión de empezar la operación especial en Ucrania para inhabilitar su material bélico e infraestructura militar, utilizados desde 2014.

TE PUEDE INTERESAR:

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.