SU TRABAJO PERMITIÓ DESCUBRIR NEXOS DE MALOS MAGISTRADOS CON ‘NARCOS’

  Dirincri: 34 años de lucha contra el crimen organizado

Su prestigio no solo es reconocido en el Perú, sino también mundialmente.



Su fe ciega en el Señor de Cautivo de Ayabaca (Piura), el olfato del pesquisa, su amor propio y el deseo de servir a la sociedad son los motores del personal de la División de Investigación de Homicidios de la Dirincri para los esclarecimientos de los crímenes más espeluznantes y sangrientos que ocurren en Lima Metropolitana y en el interior del país.

Ante esa venerada imagen, en una pequeña gruta, en el pasadizo de su sede, los policías se encomiendan para que los ilumine y les proteja en la lucha contra el crimen organizado y otras manifestaciones delictivas.

Todos los obstáculos que se les presentan son superados con creces con la captura de los malhechores que representaban un peligro a la sociedad. Su prestigio no solo es conocido en el Perú, sino también mundialmente, como en el caso reciente de “Los Cuellos Blancos del Puerto”, con el que se descubrió la gran corrupción de la Corte Superior de Justicia del Callao, refirió una fuente policial.

La Dirincri cumple esta semana 34 años de creación y la casi totalidad de sus miembros proceden de la desaparecida Policía de Investigaciones del Perú (PIP).

 “LAS CASTAÑUELAS”

La División de Investigación de Homicidios, en julio de 2016, hizo un contundente informe sobre el crimen organizado en el Callao, donde se cometían sangrientos crímenes perpetrados por organizaciones internacionales de narcotráfico.

El jefe de esa unidad operativa, coronel Pedro Jiménez Ramírez, y su subjefe, comandante Víctor Revoredo Farfán, prepararon un informe minucioso y detallado sobre las actividades del narcotraficante peruano Gerson Gálvez Calle (a) “Caracol”, quien tenía “muy buenas relaciones” con las autoridades judiciales del Callao, que actuaban benignamente con sus cómplices.

El documento, sustentado con pruebas y testimonios, fue entregado a Rocío Sánchez Saavedra, fiscal especializada contra la criminalidad organizada del Callao para que solicite el levantamiento del secreto de las comunicaciones de los miembros de la organización de “Caracol”, quien hace unos años fue expulsado del Ecuador porque tenía cuentas pendientes que “saldar” en el Perú sobre crímenes y tráfico internacional de drogas.

El titular del Primer Juzgado Penal de Investigación Preparatoria Penal del Callao, Cerapio Roque Huamancóndor, dio la autorización para que se levente el secreto de las comunicaciones.

La central de interceptación de comunicaciones “Constelación”, ubicada en la sede de la Dirandro, tuvo resultados positivos.

En julio de 2017, cuando se realizaba ese trabajo, ingresaban llamadas telefónicas de otra índole pero también con fines delictivos, lo que se comunicó a la fiscal, quien dispuso que la División de Investigación de Alta Complejidad de la PNP asuma jurisdicción.

JOSÉ VEGAS CARMEN







Top
Película Megalodón lidera taquilla a nivel mundial

Película Megalodón lidera taquilla a nivel mundial