Discoteca Thomas de Los Olivos tenía permiso para funcionar como fábrica textil y de calzado, asegura Sasieta
A+

La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Rosario Sasieta, tras lamentar la tragedia ocurrida en pleno estado de emergencia por el coronavirus (Covid-19) en Los Olivos, manifestó este domingo que la discoteca Thomas Restobar tenía permiso para operar como fábrica textil y de calzado.

«Esto nunca debió ocurrir porque se dieron una serie de contradicciones. En primer lugar, este local estaba autorizado, o, al menos, así se señala en las autoridades, que es una empresa dedicada a la parte textil y al calzado. ¿Qué hacía una discoteca sin ninguna protección funcionando en una zona industrial?», reprochó.

PUEDES VER | Tragedia en Los Olivos: 11 de los 13 fallecidos estaban infectados por coronavirus

Frente al cruento suceso, Sasieta sostuvo que los organizadores y dueños del local nocturno deben asumir su responsabilidad por exponer a la muerte a las víctimas, ya que la puerta de escape del establecimiento era pequeña y fue colapsada por la estampida tras la intervención policial.

«La puerta de escape, que es una puerta vital, es chiquita y se abre para adentro. (…) Fue colapsada por la estampida de las personas. Estos mal llamados empresarios lo que han hecho es exponer a estos jóvenes a la muerte», cuestionó.

La ministra también defendió las labores de la Policía Nacional al afirmar que, durante el operativo en la fiesta clandestina, los efectivos no usaron bombas lacrimógenas o armas de fuego.

«La Policía no utilizó bombas lacrimógenas, si no habría quedado impregnado el olor en los asistentes. (…) La PNP no ha disparado, no se han utilizado armas de fuego. La Policía ha cumplido con todos los protocolos escrupulosamente y quiero defender esta posición», sentenció, a la vez que cuestionó la labor de la Municipalidad de Los Olivos por no fiscalizar este tipo de eventos.

PUEDES VER | Tragedia en Los Olivos: de los 23 detenidos,15 han salido positivos para COVID-19 en la prueba rápida

Ayer sábado, 13 personas (12 mujeres y 1 hombres) murieron asfixiadas tras un operativo en la discoteca Thomas de Los Olivos, donde se celebraba una fiesta con más de 100 asistentes, a pesar de las prohibiciones por el estado de emergencia nacional.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.