Disputa por  el control de la UDCH
A+

Por Geraldo Capillo.

Después de la muerte del rector la Universidad Particular de Chiclayo (UDCH), Alberto Ortiz Prieto, el 1 de agosto de 2020, la casa de estudios enfrenta su peor crisis institucional, debido a que en ese momento la gestión de Ortiz Prieto estaba de salida y se encontraba en medio de un llamamiento a elecciones.

Según narra Celinda Ortiz Prieto, hermana del recordado rector y profesora de la Facultad de Medicina, los vicerrectores Danilo Escobar Gutiérrez y Walter Díaz Salazar “prorrogaron su mandato sin tener derecho, puesto que su gestión había terminado en julio de 2020 y tenían que convocar a elecciones”.

Sin embargo, la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) sí ha reconocido a la gestión saliente, ahora liderada por Danilo Escobar. Incluso, se encuentran evaluando su solicitud de permanencia hasta marzo del presente año.

SESIÓN EXTRAORDINARIA

La catedrática cuenta que los entonces vicerrectores comunicaron que el llamamiento de elecciones no valía, “pese a no poder decidirlo porque su mandato había terminado”. Días después, los profesores convocaron una sesión extraordinaria para establecer una Comisión Transitoria de Gobierno y una nueva Asamblea Universitaria. No obstante, la Sunedu amplió el mandato de Danilo Escobar hasta el 7 de diciembre de 2020.

ELECCIÓN DE REPRESENTANTES

Según la médica, existió un retraso para elegir a la nueva Asamblea Universitaria, que debe ser conformada por docentes, egresados y alumnos, debido a que solo los docentes y egresados seleccionaron a sus representantes por ser pocos o tener una asociación, pero los alumnos no tenían esa facilidad y más aún en época de pandemia. Frente a esa adversidad, se acordó conformar un comité electoral, pero el proceso fue interrumpido cuando la Sunedu emitió su decisión.

RESPUESTA DE SUNEDU

Para Celinda Ortiz, “la Sunedu ha permitido que Danilo Escobar firme títulos sin tener facultades”. Sin embargo, a solicitud de esta casa editora, la Sunedu aclaró que “los grados y títulos emitidos por la UDCH entre el 3 de agosto de 2020 y el 7 de diciembre de 2020, periodo en el que estuvo vigente la firma de Danilo Escobar como rector encargado, sí son válidos”.

También, precisó que “la Sunedu no ha recibido solicitudes de registro de grados y títulos con diplomas firmadas por Danilo Escobar posteriores al 8 de diciembre de 2020 (…) La evaluación de la Sunedu ha sido compleja debido a que, sin perjuicio que el procedimiento seguido no es contencioso, se ha tomado conocimiento de cuestionamientos formulados por la Comisión Transitoria de Gobierno, los que también se vienen revisando”, mencionan en un comunicado.

“Actualmente la Dirección de Grados y Títulos se encuentra culminando la evaluación de la solicitud de registro de Danilo Escobar como rector encargado de la UDCH para el periodo 8 de diciembre de 2020 al 7 de marzo de 2021”, concluyó.

ÁMBITO JUDICIAL

El 22 de octubre del 2020, el Juzgado Civil Permanente de Amazonas concedió una medida cautelar a favor de 6 trabajadores de la Universidad Particular de Chiclayo contra los despidos promovidos por Danilo Escobar y Walter Díaz.

También, el Poder Judicial ordenó a los demandados “abstenerse de emitir nuevos actos administrativos en agravio de los demandantes”.

Además, dispuso “la vigencia y validez de la conformación de la Comisión Transitoria de Gobierno” y ordenó “su inmediata inscripción, bajo partida registral N° 02108649, en los Registros Públicos”.

ENCARGADOS

En la sesión extraordinaria, se dispuso que Antonio Mendo Otero integre la Comisión Transitoria de Gobierno y cumpla con la función de rector encargado.

Por su parte, Celinda Ortiz sería la vicerrectora académica y Martha Piscoya, la vicerrectora de investigación. El objetivo era que la casa de estudios continúe funcionando mientras se planificaban, desarrollaban y certificaban los comicios.

RÉPLICA

EXPRESO intentó comunicarse con las autoridades reconocidas por la Sunedu, pero -hasta el cierre de esta edición- fue complicada la obtención de sus números. Asimismo, la central telefónica de la UDCH no respondió a nuestras llamadas.

En julio de 2019, la Sunedu denegó la licencia de funcionamiento a la UDCH y le otorgó un plazo de dos años para el cese de actividades.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.