A ORGANISMOS INTERNACIONALES

El colmo: Maduro denunciará al Perú

Por “violar” derechos humanos de delincuentes llegados de Venezuela y que serán perseguidos por una brigada especializada de la PNP.

El colmo: Maduro denunciará al Perú
  • Fecha Sábado 25 de Enero del 2020
  • Fecha 5:15 pm

El gobierno chavista de Venezuela denunció a las autoridades peruanas ante los organismos internacionales de derechos humanos por supuestamente “criminalizar” a los emigrantes de su país por la creación de una brigada policial para investigar y combatir los delitos cometidos por extranjeros en el Perú.

Es así como la dictadura de Nicolás Maduro, desde Caracas, y a través de un comunicado de su Cancillería, repudió “de manera categórica” lo que califica como “infames declaraciones” del ministro de Interior peruano, Carlos Morán, quien aseguró que “la presencia de venezolanos ha generado conmoción” en nuestro medio.

“El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela repudia de manera categórica y denuncia ante el mundo y las organizaciones internacionales de defensa de los Derechos Humanos, las infames declaraciones realizadas ayer por el Gobierno de la República de Perú, a través de su ministro de Interior, Carlos Morán, contra la población migrante venezolana residente en ese país”, indica el comunicado compartido por el ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, en Twitter.

Asimismo, subrayan que “la responsabilidad de un Estado de combatir la delincuencia, no puede ser excusa para criminalizar a ciudadanos extranjeros”.

En el comunicado rechazan la manera “amenazante” de cómo es que el ministro Morán “anuncia la creación de un grupo de ‘élite’ para perseguir a la población migrante venezolana, acusándola en términos genéricos, de ser responsable del auge delictivo en el Perú”.

“Este hecho constituye -añade el documento- una gravísima violación de los derechos humanos y un acto denigrante y peligroso que contraviene las normas internacionales en materia de respeto y protección de las poblaciones migrantes”.

Añade que “a través de este insólito derroche de xenofobia, se promueven actos de discriminación y agresión contra los ciudadanos venezolanos en ese país [Perú]”.

También recuerda el documento de la llamada República Boliviana de Venezuela que “ha recibido a lo largo de los años centenares de miles de migrantes peruanos que han sido acogidos con afecto y solidaridad, garantizando la protección de sus derechos humanos y sociales”.

En consecuencia, subrayan, “Venezuela exige al Gobierno de Perú que cumpla con sus obligaciones internacionales y cese la ya frecuente promoción del odio de sus autoridades contra el gentilicio venezolano”.

“La responsabilidad de un Estado de combatir la delincuencia no puede ser excusa para criminalizar a ciudadanos extranjeros”, insisten.

Como se puede observar, Caracas asume que los problemas migratorio y humanitarios no son responsabilidad suya, sino que lo toman como una hecho natural de política migratoria, cuando es sabido, para venezolanos incluido, que la razón principal de la salida de millones de sus connacionales se debe a que tuvieron que migrar por la crisis humanitaria que vive Venezuela por responsabilidad de sus autoridades.

“LIBRE TRÁNSITO”

El 16 de junio de 2019, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) y otras ONG interpusieron un hábeas corpus contra la Cancilleria peruana, el Mininter y la Superintendencia de Migraciones, por la exigencia de visa y pasaporte para cuidadanos venezolanos. Decían que se vulneraba su derecho al libre tránsito, el derecho a recibir refugio, el derecho a la igualdad y no discriminación.

LA FAMOSA BRIGADA

La iniciativa de la citada brigada especial la tomó el Gobierno de Martín Vizcarra luego de que en un operativo de la Policía el pasado día 13 de enero los agentes detuvieran a 114 venezolanos, 73 hombres y 41 mujeres, en una playa al sur de Lima que aparentemente era el centro de operaciones de una banda dedicada al sicariato, trata de mujeres y crimen organizado.

A raíz de este golpe a la delincuencia llanera es que el ministerio del Interior creó –en medio de debates- una brigada policial para investigar y combatir los delitos cometidos por extranjeros en el país.

En esa línea de acción es que Morán declaró este martes que “el delito no tiene un perfil extranjero en general, pero vemos que la presencia de venezolanos ha generado conmoción y, por ello, la Policía Nacional ha formado un grupo especial, como lo hemos hecho en el pasado y también en el presente con buenos resultados”.

“El Perú ha recibido a la migración extranjera con los brazos abiertos, con el espíritu americanista y de fraternidad que nos caracteriza”, acotó Morán, tratando de poner paños tibios a una decisión controversial y de marketing político de Palacio de Gobierno.

Sin embargo, “esos delincuentes extranjeros, esos venezolanos que han ingresado a delinquir, tienen solo dos caminos: irse del país o la cárcel”, sentenció el alto funcionario.

Como se informó en su momento, la Policía hizo un seguimiento a aquel grupo en el marco de la investigación del asesinato de un empresario peruano, que estaba a punto de viajar a Estados Unidos, en un restaurante de comida rápida como un presunto caso de sicarios.

Igualmente, en los últimos meses, han sido denunciados diversos casos de violencia de género y delincuencia común en los que han estado involucrados venezolanos, en algunos casos con antecedentes policiales en su país, informó Efe.

Morán también anunció que la nueva brigada estará liderada por el coronel de la policía Víctor Revoredo e integrada por agentes especializados en secuestros, robos, homicidios y otros delitos, con un alto componente de inteligencia.

“Si los delincuentes extranjeros se atreven a enfrentarse con la Policía, ésta se encuentra preparada e instruida bajo el amparo de la ley para usar sus armas con decisión y energía, así que ya están advertidos”, advirtió el ministro.

ANTECEDENTES

No es la primera vez que el régimen de Maduro denuncia al Gobierno peruano por presuntamente permitir actos de xenofobia contra sus compatriotas. El pasado 29 de setiembre de 2019 desde la cancillería del país llanero denunció que las autoridades portuarias del Perú “obstaculizan” la repatriación de sus ciudadanos.

En un comunicado publicado en esa fecha en la página web de la Cancillería de Venezuela, sus operadores denunciaron que el Gobierno del presidente Martín Vizcarra permite “campañas de odio” contra sus compatriotas que se encuentran en territorio peruano.

“Venezuela denuncia al Gobierno de Perú por violar e incumplir sus responsabilidades internacionales, al promover y permitir actos de segregación y xenofobia contra ciudadanos que han ejercido su legítimo derecho a la movilidad humana y que deben ser protegidos por las instituciones y leyes del país receptor”, subraya ese pronunciamiento de la Cancillería.

Los funcionarios chavistas calificaron la conducta peruana como propiciadora de “acciones indignas” que serían promovidas por los “países racistas” de la región y que forman parte de un plan de ataque contra el país llanero.

Al tiempo de acusar a las autoridades aeroportuarias peruanas por “obstaculizar” las operaciones de repatriación que la dictadura de Maduro pretendía realizar con sus compatriotas que deciden regresar a su país, también sacaron en cara el supuesto buen trato que recibe en Venezuela la comunidad peruana.

“Debe saber la comunidad internacional que en Venezuela existe una comunidad de más de 300 mil ciudadanos provenientes del Perú, que jamás han sido o serán víctimas de discriminación o trato semejante por parte del pueblo”, es otro de los encaramientos del canciller Jorge Arreaza.

Para entonces incluso sumaron a ese tipo de pronunciamientos a los antixenofobia a Juan Guaidó, el presidente encargado de Venezuela.

“Somos hombres y mujeres de bien, de trabajo y esfuerzo. Nuestros migrantes se han visto en la necesidad de abandonar su país producto de una emergencia humanitaria”, afirmó.

“Sabemos que Perú es un pueblo que ha apoyado y respaldado la lucha de Venezuela, pero también que debemos tomar los correctivos y medidas urgentes para evitar los ataques a ciudadanos venezolanos”, añadió en tono sereno.

AUMENTA DELINCUENCIA 

En una encuesta realizada en 2019, el 67% de los limeños desaprueba la inmigración de venezolanos al Perú frente a un 23% que considera positiva. El aspecto negativo señala un 54% que “aumenta la delincuencia y las actividades delictivas”.

PROYECCIONES

La ONU estima que casi 5 millones de venezolanos han abandonado su país en los últimos años como consecuencia de la crisis económica y la mayoría se han asentado en países de la región como Colombia, Ecuador, Perú y Chile.

En el Perú, los emigrantes venezolanos superan los 860,000 en la actualidad y se concentran en las ciudades más grandes como Lima, Arequipa y Trujillo, donde pueden hacer uso del Permiso Temporal de Permanencia creado por el Gobierno peruano para que residan legalmente por un año.

Sin embargo, al vencer la vigencia de ese permiso, el Ejecutivo peruano ha vuelto a pedir la visa a los venezolanos que desean ingresar a Perú huyendo de la crisis política y humanitaria de su país.

Las proyecciones de los investigadores locales y de los organismos internacionales calculan en un número mayor la presencia llanera en el Perú, sobre todo por el ingrediente no informal sino ilegal, que también puede ir asociado al delito.

NOS DENUNCIARÁN…

En opinión del Gobierno chavista, la creación de una brigada especial para combatir el crimen extranjero “constituye una gravísima violación de los derechos humanos”. Por ello, aseguran que irán a instancias internacionales para denunciar este hecho.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
El salto de Diego García Sayán de Odebrecht a consultor de JNJ

El salto de Diego García Sayán de Odebrecht a consultor de JNJ