El fraude fiscal como estrategia
A+

Por Luis Lamas Puccio

Uno de los temas que convoca el actual gobierno se encuentra relacionado con la millonaria evasión o defraudación tributaria, que en el presente caso vincula a un grupo de grandes empresas dedicadas a prestar servicios y a la extracción de nuestros recursos naturales.

Hablamos de un centenar de compañías, que de una u otra forma, mantienen diferentes controversias, procesos, juicios o litigios judiciales con el ente recaudador, cuyos montos en cuestión según la diferente información que existe alcanzarían un total de S/ 28,897 millones, sin considerar los intereses devengados, la inflación, la devaluación de nuestra moneda, las costas judiciales y otros gastos o pérdidas que se suscitan entorno a esa gestión.

Incluimos por su trascendencia, la pérdida cuantiosa y difícil de cuantificar que corresponde a un pasivo irreversible que el país deja de utilizar, en razón a que los tributos cuyo pagos son postergados durante años hasta que los litigios son resueltos, no podrán ser usados para la solución de necesidades inmediatas, urgentes y prioritarias, como pueden ser la pandemia, la atención a la salud pública, la falta de infraestructura, el apoyo para la modernización del agro, la carencia clamorosa de educación y toda una amplia gama de necesidades que son prioritarias y están vinculadas con la pobreza extrema de la que padecen millones de ciudadanos.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.