Estado ya no debe actuar como empresario en actividades de riesgo

Hay que eliminar los injustos sobrecostos a los combustibles que estamos pagando los peruanos directamente o vía Tesoro Público y también acabar con las pérdidas de la petrolera estatal de manera sustancial, si no totalmente.

Por José Quesada Seminario

Petroperú con su crítica situación de iliquidez y un nivel cada vez menor de solvencia es un caso claro de muy malas decisiones de inversión pública sin sustento técnico ni financiero, carencia de buenas prácticas de gestión, poca transparencia y grave perjuicio para los peruanos, todo lo cual se puede atenuar en gran parte con una reestructuración y transformación empresarial a un moderno y eficiente Holding de energía con tres unidades comerciales, sin asumir inversiones de capital o actividades industriales de riesgo.

¿Cuáles son los antecedentes?

A. El proyecto de la Renovación de la Refinería de Talara se estimó en US$1,334MM originalmente, destinados a modernizar unidades de procesamiento y reutilización de una planta de desmineralización, una inversión que sí era rentable.

B. A partir del 2014, el monto de la inversión total se triplicó a casi US$4,000MM creando nuevas unidades de proceso y aumentando la capacidad de las unidades auxiliares. Aquí es cuando se superó el monto límite de aproximadamente US$2,500MM de inversión para que sea rentable el proyecto.

C. En el 2015 el monto de la inversión en la Refinería de Talara aumentó a US$5,000MM, en que el costo financiero de la deuda de aproximadamente 5% en promedio para ejecutarlo supera largamente al margen de utilidad antes de impuestos de aproximadamente 2.5% sobre un promedio de ventas anuales de US$4,270MM en el periodo 2013 – 2020.

Entonces aquí se da un cálculo simple que nos lleva a la siguiente conclusión:

Si Petroperú no generaba utilidades ni para absorber el costo financiero de la deuda incurrida en la nueva refinería, mucho menos tendría recursos para pagar el principal de la deuda de US$5,000MM.
Por tanto, la decisión de invertir nunca debió darse.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.