Evalúan nulidad de condena contra militares por secuestro
A+

La Corte Suprema evalúa sendos recursos presentados contra una sentencia que condenó a tres miembros de la División de Inteligencia del Ejército peruano, acusados de secuestrar y violar a una estudiante de la Universidad Nacional La Cantuta en 1992.

La sentencia, emitida el 26 de octubre de 2016 por la Sala Penal Nacional, condenó al comandante Julio Rodríguez por secuestro y violación sexual y a los agentes Carlos Rengifo y René Benites únicamente por secuestro, mientras que absolvió al general Luis Pérez.

La víctima, María Monteza Benavides, presentó el recurso de nulidad al entender que existen pruebas para condenar por violación a todos los procesados y, además, reclamó que la reparación civil se eleve a un millón de soles  en lugar de los 250,000 soles fijados en la sentencia original.

Por su parte, los militares condenados solicitaron la absolución de los delitos y quedar libres de responsabilidad.

Según la investigación fiscal, la estudiante fue secuestrada en octubre de 1992 cuando salía de la universidad y fue trasladada a un calabozo de la División de Fuerzas Especiales del Ejército (DIFEE), donde permaneció cinco días.

En ese período, de acuerdo con la Fiscalía, la estudiante fue torturada y violada sexualmente por los militares, por lo que quedó embarazada y alumbró a una niña.

SOLDADOS HERIDOS

Seis soldados quedaron heridos tras la explosión de una granada de mortero durante entrenamientos militares en la base del Ejército ubicada en San Bartolo.