Familiares de fallecidos denunciaron que crematorio les entregó urnas vacías
A+

Dos familias denunciaron que en el crematorio del cementerio El Ángel les entregaron urnas vacías y mostraron su indignación tras darse con la sorpresa que no estaban las cenizas de sus seres queridos.

El primer caso es de un padre de familia, de nacionalidad extranjera, que tuvo que cremar el cuerpo de su bebé de ocho meses. “Me entregaron la caja y yo por curiosidad, quise abrirlo, ver las cenizas, pero al notar que estaba vacía, fue a hacer el reclamo y los trabajadores del cementerio me dijeron ‘disculpa nos equivocamos’, dame la caja, yo te la pongo con tus cenizas y te la traigo”, manifestó el joven a 24 Horas.

PUEDES VER: Fernando Carbone: Pilar Mazzetti habría rechazado varias veces la vacuna antes de aceptarla

Asimismo, indicó que él quería ingresar al crematorio para ver el procedimiento y certificar que le dieran las cenizas de su pequeño hijo.

“Empecé a reclamar y las demás familias se enteraron, ellos me apoyaron para que me dejaron a pasar. Las demás personas pidieron al cementerio que les entreguen a sus familiares al ver lo que habían hecho […] Ingresé, no me permitieron grabar, estuve con dos personas, lo abrieron y me dieron las cenizas que estaban dentro, no sé si son o no, pero me lo entregaron”, contó.

El segundo caso fue de una familia que pasó por la misma situación al no encontrarse las cenizas de una señora que falleció por el coronavirus.

“Ellos se llevan los ataúdes y a nosotros nos dejan esperando fuera de la sala de cremación”, indicó al referido medio.

Vale señalar que otras siete familias denunciaron lo mismo y decidieron colocar una denuncia en la Comisaria de Santoyo. Hasta el momento, la Beneficencia de Lima no se ha pronunciado al respecto.

TAMBIÉN PUEDES VER: Empresas: ¿son rentables los negocios basados en la naturaleza?

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.