Fortalecen el uso de videollamadas para conectar a los niños hospitalizados con sus padres
A+

En la Semana del Buen Trato al Paciente, el Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja, viene trabajando arduamente para mantener y fortalecer el vínculo familiar, mediante el uso de las video llamadas ante la separación forzosa que implica la hospitalización de un niño por un diagnóstico de COVID-19, sospecha del mismo y/o el síndrome Kawasaki Like.

Desde el inicio de la cuarentena por la expansión del nuevo coronavirus en nuestro país, las denominadas “Llamadas que alegran” se han convertido en una alternativa que permite conectar a los pequeños pacientes con sus padres, logrando arrancar una sonrisa en los niños y brindar tranquilidad a su entorno familiar.

Ana María Castañeda Chang, psicóloga del INSN San Borja, destacó la importancia del uso de la tecnología en este tiempo de covid-19, ya que el niño hospitalizado al ver y escuchar la voz de la madre o de sus familiares sienten alivio, calma y tranquilidad, lo que resulta importante para el proceso de recuperación del menor.

PUEDES VER | Villa EsSalud Pucallpa: esposo le canta a su cónyuge afectada por COVID-19 en el ‘Día de su Cumpleaños’

“La etapa más difícil que enfrenta el menor que es hospitalizado es alejarse de sus padres, ellos pueden sentir abandono, tristeza y frustración, el hospital es un ambiente nuevo y el personal de la Institución cumplen un rol fundamental para cuidar la parte emocional del niño”, dijo.

El personal de Enfermería se encargan de romper la distancia entre las familias y mediante las video llamadas logran una conexión directa; asimismo se trabaja con 19 psicólogos que brindan asistencia psicológica y emocional a los niños y padres para recuperar el binomio inseparable madre/padre – hijo, mientras los pequeños se encuentran hospitalizados.

PUEDES VER | Ponen en marcha Villa Tumbes con 50 camas hospitalarias para pacientes COVID-19

Estas acciones son parte de la política de humanización en la atención de salud que viene impulsando la actual gestión en este periodo difícil de la pandemia del COVID-19, con el propósito de cuidar la salud emocional de los pequeños pacientes hospitalizados.

Para ello se distribuyeron 25 teléfonos a las diversas áreas de hospitalización, las mismas que están especialmente dedicadas a brindar los reportes médicos diarios a los padres de familia y concretar las denominadas “Llamadas que alegran” entre padres e hijos.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.