“Generales van a ser repuestos el próximo año”
A+

El exministro del Interior José Luis Pérez Guadalupe consideró que la designación de César Cervantes como comandante general de la Policía Nacional es “ilegal” al contravenir el “espíritu” de la Ley N° 1267, que entró en vigencia durante su gestión, fue revisada en 2016 y reglamentada en 2019.

“Si ya teníamos una precaria institucionalización en la Policía, con esto han acabado de rematarla. Tenemos en este momento una gran rebeldía –y con razón– de la Policía porque está yendo contra su ley. El nombramiento del general [César] Cervantes, en mi opinión, es ilegal”, mencionó en Canal N.

Pérez Guadalupe sostuvo que “tenía el deber moral de aclarar” esta situación porque fue “el protagonista de llevar el artículo a la ley”. “Nosotros tomamos el ahora artículo 8 [antes artículo 7] y dice que el Presidente tiene la potestad de elegir al comandante general de la Policía, pero dentro de los tres primeros en el escalafón”, recalcó.

INTERPRETACIONES

Para el extitular del Interior, “las interpretaciones que ahora se están dando son absolutamente jaladas de los pelos”.
“Conozco perfectamente ese artículo y cuál fue el espíritu por lo cual se incorporó. Nunca, desde que salió esa ley, se ha interpretado de la manera que ahora el ministro lo está haciendo”, añadió.

Según Pérez Guadalupe, el sentido de la Ley radica en “evitar las arbitrariedades del poder político de nombrar al número 20, 30 o 40”.

“Eso se había dado con los presidentes anteriores: Toledo, García y Humala. Y voy a recordar a Humala, porque es de lo que más tengo conocimiento. Él nombró al número 30 y se tiró abajo a los 29 restantes”, explicó.

Efectivamente, cuando el exjefe del Instituto Nacional Penitenciario del Perú (INPE) asumió el Ministerio del Interior en febrero de 2015 se percató que “se podía dar de baja a 29 generales de un plumazo y con gran arbitrariedad nombrar al 20, 30 o 40”.

Por ello formalizó la propuesta ante el Consejo de Ministros y, después, la misma fue firmado por el presidente Ollanta Humala.

GINO COSTA, LA MANO QUE MECE LA CUNA

El letrado consideró que la reciente interpretación de la ley proviene de “básicamente cuatro personas: el ministro Vargas, el exministro Basombrío, el ex viceministro Valdés y la mano que mece la cuna que es Gino Costa”.

“Fuera de esos cuatro, no he visto a ningún especialista que salga a defender esa interpretación (…) Sobre Gino Costa, hay que ver sus tuits, hay que ver que él siempre estuvo con este grupo y en esa línea. Es mi opinión. Gino es muy amigo mío, lo he felicitado de cómo se ha actuado en esta lucha democrática, pero en este punto no estoy de acuerdo”, agregó.

UNA SOLA SALIDA

“Para mí la única salida que cabría es que los tres generales –que han sido nombrados en este Comando– renuncien a sus cargos y asuman su ley de Policía, porque ellos han sido nombrados generales bajo esa ley. No pueden decir ‘ahora me conviene la otra interpretación’. La única salida tiene que ser dialogada. No estoy a favor de ninguna huelga”, explicó.

Pérez concluyó que pensar que “el presidente como comandante general de las FF.AA. y la Policía puede nombrar a quien quiera, es falso”. “Hasta el presidente tiene límites y la ley así lo afirma. Igual con la potestad de indulto, la tiene el presidente pero no puede indultar a quien quiera”, indicó.

“No es difícil saber el sentido de la ley, sino pregúntenle a las Fuerzas Armadas porque tomamos la ley de ellos para la Policía a fin de que haya institucionalidad. (…) Estos generales van a ser repuestos el próximo año. Cualquier que lea la ley se va a dar cuenta (…) Tenemos a Cervantes que no tiene ni tres años de general y ahora es el jefe de la Policía. Nadie lo conoce”, finalizó.

FUE RESPETADA 5 AÑOS

“En cinco años que tiene la Ley, se ha respetado escrupulosamente. Y ahora viene ese ministro del Interior que le ha hecho meter la pata al presidente Sagasti leyendo un pedacito y diciendo que eso es de acuerdo al artículo 8 de la Ley de la Policía. Jamás (…) Hace unos meses, el presidente Vizcarra quiso nombrar como comandante general a Gastón Rodríguez, pero no pudo porque era el número 4. Hasta el presidente Vizcarra respetó. Y por eso el general Rodríguez renuncia a su carrera policial y acepta ser ministro del Interior”, sostuvo.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.