Gobierno dictó medidas para  obtener efectos políticos
Foto: Gerald Suarez/Expreso.
A+

POR: GERALDO CAPILLO

¿Cuál es su lectura sobre el pronunciamiento de Moody’s?

Hay que tener en consideración que es un pronunciamiento de alerta. Las calificadoras de riesgo están siendo muy prudentes porque estamos en plena pandemia y no se puede tener una fotografía exacta del efecto económico global. Se trata de una revisión, pero aún no hay una junta para analizar la situación de cada país. Sin embargo, el Perú debe tomar medidas porque si continúa así, la clasificación puede ser mala.

-Moody’s deja claro que el ruido político podría afectar la clasificación del Perú ante el mundo…

El Perú estará sometido a una calificación de riesgo definitiva en un plazo no mayor a 6 meses y lo que tienen que hacer los actores locales es prepararse para dar un buen resultado. Esta señal deja claro que se deben tomar decisiones coherentes porque el ruido político se ha convertido en daño y, justamente, ha dañado la economía. No se puede un día firmar un convenio con los ingleses y, al otro, pretender expropiar las clínicas.

-¿Qué debe hacer el presidente Martín Vizcarra?

Con una caída de 12.5% del Producto Bruto Interno (PBI) deja un forado mayor al de Alan García. Si el Gobierno del señor Vizcarra quería ser recordado por algo ya lo logró, superó a García. Hoy Perú es un país sediento de inversiones y el mundo registra carencia de inversiones. Por ello, el país debe ser más competitivo y debe destrabar un conjunto de normas administrativas absurdas que limitan el crecimiento económico.

-El presidente del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), Julio Velarde, propone una reactivación económica más rápida y eficaz, y una política de inversión pública sin muchas jerarquías. ¿Es ese el camino?

Las dos propuestas del presidente del BCRP son de enorme seriedad y son adecuadas. Hay que entender que el señor Velarde es considerado el mejor banquero central del mundo y con él tenemos una ventaja frente a otros países. Adicional a ello considero que la Contraloría debe tener una fórmula de acompañamiento en el modelo de ejecución de proyectos para evitar que se produzcan problemas en el futuro.

-¿Cómo conseguir y mantener una estabilidad económica tras la pandemia?

Para tener estabilidad económica debemos tomar en cuenta que, ahora, la divisa que está siendo respaldada por los grandes países es el oro. Debemos entrar a un sistema de reservas en patrón al oro, porque China, Rusia y la India están preparándose para el cambio del modelo de divisa en relación al aumento del valor del oro. Sería una forma de respaldo. Además, sería positivo comprarles oro a los pequeños mineros a fin de evitar que se siga dañando el medioambiente. Eso sería una buena señal y demostraría que el Perú está camino a una solidez en divisas.

-Según datos del BCRP, la Población Económicamente Activa (PEA) de Lima Metropolitana descendió 47.6% en mayo. ¿Cómo revertir el desempleo en medio de una pandemia?

El desempleo responde a la desconfianza de empresario en la economía. Si no hay confianza, el empresario guarda cuidado, es prudente, y no asume las enormes cargas sociales que tiene la estructura laboral peruana. Si se quiere reducir el dramático desempleo, se debe garantizar la estabilidad de la economía. Con las malas señales del Parlamento y las pocas fortalezas del Ejecutivo no se puede defender el empleo.

-Ya comenzó la fase 3 de la reactivación, millones de peruanos están en las calles, pero Reactiva Perú todavía no llega al segundo grupo de empresas. ¿Esto evidencia el mal manejo del Gobierno frente a la crisis?

El manejo administrativo tanto del tema sanitario como económico ha sido absolutamente incoherente. Aquí la pandemia ha sido una calamidad y ha golpeado enormemente al Perú. La respuesta sanitaria ha acrecentado el problema y esto avizora un panorama aún más grave. Las medidas del Gobierno estuvieron desfasadas y dirigidas a tener un efecto político.

-A esto se le suma la corrupción…

Hubo una corrupción espantosa, en la Policía y en todas partes. Pronto sabremos dónde fue a parar ese dinero y confirmaremos que tuvimos una corrupción nunca antes vista (…) Echarle la culpa a lo ocurrido hace 100 años es no asumir la verdadera responsabilidad de esta situación. Además es mentir, porque sí hubo desarrollo médico en el Perú durante la década de 1920, 1930 y 1950.

-Viendo lo ocurrido en España y Estados Unidos, ¿por qué nuestro país insistió en copiar las líneas de acción de naciones alejadas a nuestra realidad?

En el Perú, para todo, queremos tomar en cuenta el modelo extranjero, pero cuando se pretende copiarlo, sea bueno o malo, se modifica sin terminar de comprender dicho modelo. Se modifica, se empeora, se agrava, y no termina de funcionar porque es una mala copia. ¿Acaso no tenemos autoría intelectual para formular nuestras medidas? Durante la cuarentena hemos visto medidas que constituyen verdaderas aberraciones.

-¿A qué se debe ello?

Se ha convocado a gente mediocre. Gente que no tiene ninguna calidad y que ha fracasado. No basta echarle la culpa a la gravedad del problema. Fracasar en una pandemia causa un daño que se agrava cuando no se tiene una estructura o proyecto para salir del problema.

-Pero un sector importante de la población aún respalda al presidente Vizcarra…

Muchos decían que este era el mejor gobierno del mundo. Sin embargo, los peruanos celebramos una victoria antes del pitazo final. Siempre. Y a esto se le suma que, lastimosamente, los empresarios de nuestro país carecen de liderazgo porque no están dispuestos a defender la propiedad privada.

-¿La prioridad debe ser fijar un rumbo?

El Gobierno debe trazar un rumbo para salir de esto con firmeza. Si se va a apoyar la inversión privada que sea un apoyo completo. Una vez trazado ese rumbo debe ser apoyado por la mayor cantidad de fuerzas políticas. Repito, no podemos un día resaltar la inversión extranjera y, al otro, pretender ir contra la propiedad privada.

¿Cómo se perfilan las próximas elecciones?

El panorama es incierto. Hay una situación política de extrema conflictividad. Hay intereses para mantener el sistema político actual y otros para cambiarlo. Las cosas nos fueron mejor en la primera década, pero en esta lamentablemente hemos retrocedido. El Perú ha vuelto a 1988. Nuestro país ha vuelto a la política, sociedad y economía de 1988. En tres meses hemos retrocedido 30 años.

-¿Qué nos espera?

Una gran incertidumbre. La gente está buscando algo nuevo. La clase política, en todas sus formas, está desprestigiada por sus errores. Incluso, la percepción del error los deja en un desprestigio absoluto. Ahora, las figuras públicas que tienen reconocimiento deportivo o artístico están mejor valoradas.

-Entonces, ¿una figura de esas características podría convertirse en nuestro próximo presidente?

Las figuras pueden tener una posición favorable, y eso responde a que no forman parte de la política tradicional. Es evidente que ellos resultan favorecidos en los estudios de mercado porque tienen mejor imagen. Pero, recordemos, los favoritos nunca han ganado. Si uno analiza las encuestas en elecciones anteriores, los favoritos nunca llegaron a la Presidencia.

TIBIA RECUPERACIÓN

Pese a la contracción dramática de la economía mundial, ya se observan algunos signos de recuperación. Por lo pronto, el PBI global de manufactura y servicios ha permitido la recuperación parcial, pero notoria de China y la Eurozona.

DETALLES DE REACTIVA

Hasta fines de junio, 23 instituciones financieras fueron adjudicatarias para los fondos del programa Reactiva Perú (nueve bancos, diez cajas municipales, tres empresas financieras y una caja rural). Entre los beneficiados figuran empresas que operan con RUS (Régimen Único Simplificado). Por ello la ampliación del programa es clave para impulsar aún más la reapertura de la economía.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.