Hospital Almenara: niña con problemas cardíacos se cura con tratamiento de Cardiología Electrofisiológica
A+

Vivió durante más de 5 años entre idas y venidas al hospital, sus continuos ingresos por emergencia, los desmayos y la medicación que debía tomar, se hicieron rutina a su corta edad. Maju ahora con 10 años corría el riesgo de perder la vida en alguno de esos episodios cardíacos que sufría. La pequeña guerrera debía ser sometida a una intervención quirúrgica lo más pronto posible, entonces surgió una novedosa técnica de ablación con radiofrecuencia lo que permitió que Maju vuelva a sonreír.

“El doctor me dijo que ella tenía una venita demás en el corazón y no dejaba que funcione bien, debía ser cauterizada para su normal funcionamiento, una opción era que tome medicamentos de por vida sin garantía, podía venirle taquicardia o generar un paro cardiaco; y la segunda era la ablación, curaba al 98%, era muy riesgoso, pero yo tome la decisión” sostuvo Maguiña Prado, madre de la menor.

PUEDES VER | Uno de cuatro repartidores en motos delivery dieron positivo para coronavirus en nuevo operativo en Miraflores

La emergencia sanitaria que vivimos hizo que se complique aún más su situación, Maju podía contagiarse en cualquier momento en sus recurrentes visitas al hospital. Por ello, fue candidata de inmediato a un tratamiento curativo, el estudio electrofisiológico más ablación – intervención por la cual el cardiólogo accede al corazón mediante una simple punción a través de una vena femoral a nivel de la Ingle. El doctor Freddy Chipa Ccasani, Cardiólogo Electrofisiológico del Hospital Guillermo Almenara de Essalud fue quien realizó esta proeza médica.

“Maju, tuvo en pocas palabras, un corto circuito, una conexión eléctrica anómala en el corazón que condiciona a que se generen taquicardias, estos episodios son largos y frecuentes que muchos de ellos comprometen y podrían poner en riesgo su vida. Por ello, mediante catéteres se aplica un poco de radiofrecuencia, una especie de cauterización que anula la conducción de este haz anómalo dentro del corazón, y con esto curar definitivamente las taquicardias con un 99% de probabilidad de éxito, gracias a este procedimiento la niña ya no tendrá la necesidad de tomar medicación ni ingresar a emergencia a lo largo de su vida” acotó.

PUEDES VER: SJM: municipalidad clausuró un billar clandestino en Pamplona Alta

Este procedimiento requiere que el paciente esté con sedación ligera y la recuperación es rápida (dentro de las 4 o 5 horas posteriores ya puede caminar) en el caso de la intervención de Maju, duro alrededor de 40 minutos.

Así Maju fue dada de alta, al principio presentó algunas molestias pequeñas que con un analgésico se manejó muy bien durante los tres primeros días. La niña está muy contenta, no tiene ninguna restricción en ninguna actividad, se sometió a un tratamiento sin cortes y ni cicatriz le ha quedado. La mayoría de estos procedimientos se realiza con anestesia local y una ligera sedación, se evita en lo posible usar anestesia general, por ser un procedimiento corto.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.