INSN San Borja salva la vida de 22 niños gracias a exitosas cirugías de trasplantes renales y hepáticos
A+

El Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja, salvó la vida de 22 niños y adolescentes de Lima, La Libertad, Piura, Junín y otros, entre 1 y 17 años, gracias a los trasplantes renales y hepáticos que se realizaron en este centro pediátrico desde el año 2017.

Antes de la pandemia por covid-19, un equipo multidisciplinario realizó un trasplante de hígado a un bebé de 1 año que nació con un tumor hepático y que su única opción era conseguir un donante a fin de proceder con el trasplante. Su abuelo Luis Castillo Ramos, de 43 años, se ofreció como voluntario para salvar la vida de su nieto. Hoy el pequeño está feliz junto a su familia.

“Lamentablemente no hay una cultura de donación de órganos en nuestro país y los donantes voluntarios generalmente son familiares de los pequeños pacientes que requieren un órgano para salvar sus vidas”, dijo la jefa de la Unidad de Donación y Trasplante del INSN San Borja, Dra. Melva Benavides.

PUEDES VER | EsSalud: más del 70% de padres mejoró relación con sus hijos durante la pandemia

En el marco del Día Mundial de la Donación de Órganos, Tejidos y Trasplantes, la especialista hizo un llamado a la población para que manifiesten su voluntad de donar sus órganos mediante el Documento Nacional de Identidad DNI. “Dile Sí, a la donación de órganos y sé un ángel que da vida a un ser porque donar es un acto generoso de la persona que decide en vida salvar a otro ser humano”, enfatizó.

En esta fecha especial se destacan los 22 trasplantes de órganos sólidos, de los cuales 18 son trasplantes renales y 4 hepáticos, siendo el INSN San Borja el único centro pediátrico donador trasplantador del país.

PUEDES VER | Fiorella Molinelli: “Se prevé hacia fines de noviembre diciembre una ola de contagios”

Actualmente, 11 menores, de los cuales 7 son mujeres, se encuentran en espera de un donante voluntario para salvar sus vidas. Son niños y adolescentes, entre 8 y 17 años, con insuficiencia renal crónica que requieren un trasplante renal.

Melva Benavides, dijo que los 22 menores que recibieron un órgano son monitoreados permanentemente por los especialistas de la Institución, logrando que todos permanezcan estables aún en medio de la pandemia por covid-19.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.