Joven salió ileso de accidente en Carretera Central: «Es un milagro, agradezco a Dios»

Sobreviviente viajaba con su pareja quien sí resultó herida y trasladada a un centro de salud.

Un joven salió ileso de la tragedia ocurrida la madrugada del 31 de agosto en la Carretera Central, donde un bus de transporte interprovincial se estrelló con un cerro, para posteriormente despistarse, dejando como saldo, hasta el momento, la muerte de 21 personas.

El sobreviviente identificado como Clinton Presentación Basilio se encontraba viajando con su pareja rumbo a la ciudad de Lima, cuando de pronto, el bus de la empresa León Express se volcó por la zona de Matucana, hacia el río Rimac.

«Es un milagro, agradezco a Dios», dijo el hombre quien también contó que el bus iban alrededor de 63 pasajeros que partieron desde Huánuco a las 8:30 de la noche con dirección a la capital, y que fue al cerca de las 4 de la mañana que uno de los tres choferes habría perdido el control de la unidad.

PUEDES VER: Suman 21 los fallecidos por despiste de bus en la Carretera Central

Asimismo indicó a América Noticias que luego del incidente, su pareja, otra mujer y él lograron salir del vehículo, también detalló que logró salvar a una niña de 2 años y que la entregó a las autoridades para que sea trasladada a un centro de salud, junto a su pareja.

«Viajaba con mi pareja. Ella está en la posta. Salimos 8:30 p.m. de Huánuco. Cuando sentí un impacto en la pista como que el carro iba como zig-zag. Entonces, los pasajeros decían que frene el carro, pero seguía moviéndose. Así que me agarre fuerte del asiento con mi pareja. Recuerdo que dimos vueltas y vueltas, yo pensé que estaba en el carro, pero luego desperté y estábamos sobre piedras botados. Solo mi pareja, una señora y yo salimos [del vehículo]. Había una niña ahí, y la llevamos cargando hacia arriba, y la llevaron a la posta», relató.

PUEDES VER: Se restableció el tránsito en la Carretera Central tras registrarse fuerte caída de nevada

Finalmente comentó que de todos modos, él sería llevado al mismo nosocomio para que le atiendas algunos golpes leves y también para recibir información sobre el estado de su pareja quien sí resultó herida.

«Mi pareja está estable. No conocía a otros pasajeros. Era todo oscuro, no podía ver nada. Esto es como una película porque nunca había tenido un accidente. Agradecido con Dios, y con mi abuelita que desde el cielo seguro me ha apoyado. Yo había viajado a Huánuco por el entierro de mi abuelita, y estaba volviendo de ahí. Es un milagro, agradezco a mi mamita [abuelita] y a Dios. Lo único que pedí fue pedir ‘Diosito lindo, ayúdame por favor’, y recuerdo que me levanté del suelo», dijo.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.