La Victoria: denuncian que autoridades ignoran alta tasa de informalidad por venta de comida en via pública

A pesar de la explosión de un carrito informal, dirigentes municipales parecen ignorar dicha situación.

Edward Raymundo, presidente de Federación de Empresarios de Gamarra (Fedegama), denunció una tasa de informalidad alta por la venta de comida en la via pública lo cual podría perjudicar la salud de la población. Asimismo, aseguró que las autoridades de la Victoria ignoran completamente esta situación.

A menos de un mes de celebrarse la Navidad el susto se apoderó de las personas que se encontraban en Gamarra cuando se produjo una fuga de gas de un carrito que expendía comida.

La fuga de gas ocurrió entre las calles Humboldt y Giribaldi, y cuando se presentó el hecho, el balón se hallaba en el interior del carrito, lo que generó el escape de gas.

LEER TAMBIÉN: OEA felicita al Ejecutivo por apoyo a damnificados del último terremoto: «Nos alegró la pronta respuesta»

Por ello, Edward Raymundo, denunció que estos carritos informales, expendedores de comida, han regresado a Gamarra masivamente, después de un mes de dicha explosión.

Sin embargo, con el consentimiento de las autoridades victorianas que, de acuerdo a Raymundo se hacen de la vista gorda, ponen en peligro la vida de miles de personas que acuden al emporio comercial a realizar sus compras.

LEER TAMBIÉN: Terrorista de Sendero Luminoso fue capturado en el distrito de La Victoria

«Las millonarias inversiones se pusieron en peligro (…) Esto es un problema que se debe dar solución lo más pronto posible, porque estamos cerca de la Navidad y Año Nuevo (…) Lo que no queremos es que serepita un hecho similar a lo ocurrido años atrás como en Mesa redonda. Trágico suceso que enlutó muchos hogares», agregó el dirigente.

Acciones a tomar

En ese sentido, el empresario de Gamarra, no descarta la posibilidad de presentar la respectiva denuncia ante la Contraloría y a la Fiscalía de prevención de delitos y regidores, para que se solucione el tema de los informales expendedores de comida en un plazo de 72 horas, de no proceder en dar solución a este problema, tomará las acciones legales en representación de fedegama.

Finalmente, la incomodidad de Edward Raymundo se debe a que trató de comunicarse con el alcalde de La Victoria, Luis Gutiérrez. Sin embargo, pese a su insistencia, nunca se le contestó el teléfono, y lo mismo por el resto de autoridades de la municipalidad.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.