Llegó BuenPlato, el primer app de comida hecha en casa en Latinoamérica
A+

La tecnología puesta al servicio de la comunidad y entendida como una herramienta que facilita la vida y contribuye a la mejora en su calidad, dan vida a BuenPlato, la más grande apuesta por la comida hecha en casa y sus cocineros.

“El aplicativo, que ya está disponible en las tiendas IOS y Android, hace posible la conexión entre las personas que quieren consumir comida casera, y por diversos motivos no pueden hacerlo, con cientos de personas que cocinan delicioso y aspiran o necesitan iniciar o hacer crecer sus emprendimientos gastronómicos”, señala Jorge Noriega, gerente general de BuenPlato.

“BuenPlato es un desarrollo 100%  peruano, que nace con la visión de acercar la más grande variedad y la más rica comida hecha en casa con todos aquellos que necesitan tener una alimentación más saludable, balanceada y con ese cariño y calor de hogar que caracteriza a nuestra cocina, iniciando operaciones en los 43 distritos de Lima Metropolitana”, puntualiza.

Si disfrutas de una rica papa rellena, una sopita criolla calientita, un buen tallarín verde con su bistec montado o una rica mazamorra morada, ahora puedes pedir almuerzos y cenas para ti y los tuyos, así como una gran variedad de cosas ricas dulces y saladas para compartir con tu familia y amigos.

Todo es preparado en casas de personas generosas que aman cocinar y que están encantadas de compartir contigo lo mismo que preparan con cariño para sus familias, siguiendo los protocolos de bioseguridad, y ahora a tu disposición a través del app de BuenPlato.

Es el caso de Ofelia Castagnino, ama de casa que solía apoyar a su esposo en la empresa familiar, a la vez que preparaba postres en el emprendimiento de su hija, pero no contaba con el dinero para invertir en un negocio propio, apuntando básicamente al público conformado por sus contactos y con un crecimiento limitado, 100% basado en comunicación boca-oído.

“Durante la cuarentena la empresa familiar detuvo sus actividades y la preparación de los postres me ayudó mucho no solo a mantenerme activa y con la mente ocupada, sino que significó el principal ingreso familiar”, comparte Ofelia.

Ahora mismo puedes encontrar en el aplicativo lo que Ofelia ha dispuesto preparar, la cantidad de porciones y fechas disponibles, precios, su zona de reparto, y probar su dulce oferta.

Modelo de negocio

“Los cocineros asociados son el alma de BuenPlato, por eso captamos el talento y luego  nuestro equipo se encarga de capacitarlo en temas de tecnología (manejo de la aplicación), gestión comercial y administrativa y, por supuesto, en temas de bioseguridad y manejo de alimentos”, explica Jorge Noriega.

Añade: “BuenPlato es una herramienta muy potente para quienes quieran iniciar un negocio gastronómico desde sus propias cocinas. Desde la aplicación móvil para cocineros, los asociados pueden configurar fácilmente sus zonas de reparto, crear y programar sus productos los días que ellos definan, recibir pedidos (previamente pagados por los clientes) y gestionar su negocio con tecnología de vanguardia.

BuenPlato no cobra afiliación, sino un porcentaje de las ventas. De esta manera, el cocinero puede desarrollar su negocio a su propia velocidad”.

“Ofreciendo 10 almuerzos diarios, de lunes a viernes, se estima que los cocineros asociados podrían generarse una ganancia mensual entre 1000 y 1500 soles. Ofreciendo además otros productos en las categorías: Almuerzos, Salados, Dulces y Experiencias, sus ingresos podrían aumentar considerablemente y sin límite establecido, dependiendo básicamente del tiempo y dedicación que le destinen, así como, por supuesto, de la aceptación del público a su propuesta”, subraya.

Desde la aplicación móvil, los clientes de BuenPlato podrán ver una gran variedad de opciones ofrecidas por los cocineros cuya zona de reparto coincida con la ubicación del cliente.

Las estadísticas

Estudios demuestran la gran demanda y valoración de la comida casera, especialmente por parte de los peruanos en Latinoamérica.

El último Estudio Global de Nielsen sobre Comidas Fuera de Casa arrojó que si bien los latinoamericanos prefieren la comida hecha en casa, el porcentaje de las personas que comen fuera del hogar aumentó en los últimos años, y continuó creciendo hasta antes de la pandemia mundial.

Después de los brasileros, los peruanos son los segundos que comen más veces fuera del hogar durante la semana en la región. El almuerzo es la comida que más prefieren comer fuera de casa, con el 70% de los encuestados a favor, seguido de la cena con 51% y por último el desayuno con 10%.

Perú es el país donde más acostumbran traer al hogar alimentos preparados varias veces a la semana con 30% y el 50% de los peruanos admite hacerlo por lo menos una vez al mes.

“Con la declaración de Estado de Emergencia Sanitaria Nacional, muchas personas que se alimentaban en lugares cercanos a sus oficinas han debido forzosamente dejar de hacerlo, como otras tanto que han debido adoptar el trabajo remoto lo que les dificulta tener el tiempo para la compra de insumos y la preparación diaria de los alimentos en sus hogares”, indica el gerente general.

Y añade: “Así, BuenPlato es la opción que contribuirá con las personas que anhelan tener un ingreso adicional aumentando la producción de su menú casero, a la par de las personas que requieren disponer de su tiempo para actividades alejadas de la cocina, pero que deben mantener una variada, nutritiva y deliciosa alimentación”.

“BuenPlato ofrece a sus clientes una propuesta simple y muy potente: comida hecha en casa. Una nueva e ideal alternativa frente a la baja calidad de los restaurantes “menú” -típicamente informales y poco salubres-, a la oferta de los fastfood -deliciosos pero poco saludables-, o el alto costo de los restaurantes convencionales”, sostiene Noriega.

Según la última Encuesta Global de Nielsen sobre Salud y Sentimiento de Ingredientes, el consumidor peruano aún es muy apegado a las preparaciones en casa y se manifiesta preocupado por el impacto a largo plazo de los ingredientes artificiales en la salud de su familia en un 70%.

En relación a las comidas caseras, un alto porcentaje de los encuestados está de acuerdo con que éstas son más sanas con 80% y más seguras con 79% que las comidas preparadas industrialmente y 75% se siente más cómodo con compañías que son transparentes acerca de la producción y fabricación de cada producto, 65% está dispuesto a pagar más por alimentos y bebidas que no contengan ingredientes indeseables.

En tiempos post cuarentena

El brote a escala mundial de la Covid-19 ha afectado fuertemente a nuestro país, no solo por el dramático caso del número de defunciones, sino por el duro golpe a nivel socioeconómico, y que por la alta informalidad del empleo en nuestra economía, ha agudizado su impacto en el mundo laboral, habiéndose reducido significativamente los ingresos de los peruanos.

Desde el 16 de marzo al país se le declaró en Estado de Emergencia y se dispuso el aislamiento social obligatorio (cuarentena) como medida de salud pública. Solo en Lima Metropolitana, luego de un mes, más de 1 millón 200 mil personas dejaron de trabajar y 24 mil 700 personas dejaron de buscar activamente un empleo, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática, INEI.

En el segundo trimestre de este año, alrededor de 6′720.000 peruanos perdieron sus empleos. La mayor pérdida de empleos se concentró en las mujeres, que cayó en 45,3%. A escala nacional, los sectores de servicios y comercio abarcaron el 88% del total de plazas que se perdieron en el lapso de abril-junio.

Según un estudio de la Asociación “Escucha al Perú” con la agencia Pacific Edelman Affiliate, un 41% de la población peruana habría perdido su empleo en medio de la crisis. El 60% de las personas que trabajaban como independientes perdieron su empleo o la posibilidad de realizar sus actividades. Y el 60% de la población ha visto reducidos sus ingresos en más del 50%. Solo un 7% de la población, especialmente en los sectores A y B, perdieron menos del 25% de sus ingresos usuales. Mientras que en los sectores D y E, afirman haber perdido entre el 76% y el 100% de sus ingresos mensuales.

Pero nuestra idiosincrasia hace que los peruanos resolvamos todo con positivismo y creatividad. En el mismo estudio, el 78% mencionó que está haciendo actividades que no se imaginaba hacer, que el 88% tiene interés en reinventarse, de los cuales el 90% son mujeres. Así, en estos últimos 6 meses, han surgido miles de pequeños emprendimientos que han permitido a las familias generarse ingresos desde sus hogares, muchos de ellos relacionados al rubro de la alimentación. 

BuenPlato, hecho en casa: Por ti, para ti

“En este contexto, BuenPlato ofrece a todas las personas con talento en la cocina la oportunidad de preparar y vender -con una amplia flexibilidad, pues escogen cuándo estará disponible su oferta-, lo que mejor saben hacer, además de formalizarse y usar la tecnología para llegar a más personas, ocupándose únicamente de lo que disfruta hacer”, asevera Noriega.

Y concluye: “BuenPlato, además, crea comunidad con sus cocineros asociados, ofreciéndoles capacitaciones, siendo la básica y de entrada, la de bioseguridad, garantizando con ello que la operación mantenga una calidad estándar que asegure la correcta manipulación de alimentos y el seguimiento estricto del protocolo en bioseguridad como prevención ante la Covid-19. Existe también un sistema de puntaje de los cocineros asociados por parte de los usuarios del aplicativo y visitas de inspección constantes a sus cocinas”.

BuenPlato ofrece entonces a cocineros profesionales y no profesionales, hombres y mujeres, sin importar edad ni condición económica o social, la alternativa de iniciar un negocio rápidamente, sin  inversión, y la posibilidad de llegar a muchas personas que se encuentran principalmente cerca de su hogar. Calidad de insumos, mezcla de ingredientes en porciones adecuadas, tradición y excelencia en sazón, vocación de servicio, precios justos y cercanía, se constituyen así en los pilares de la propuesta de valor de BuenPlato, hecho en casa, y disponible ya para todos.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.