Lo ingresan a la zona covid y no tenía el virus
A+

Una total falta de cuidado se hace evidente con los pacientes que llegan al Hospital Central de la Policía, ubicado en la Av. Brasil. Son innumerables los reclamos que día a día se suman y al parecer, las autoridades del sector Interior hacen oídos sordos.

Esta vez un suboficial en retiro de la Policía Nacional, identificado como el ST2 (r) Víctor Félix Candela Villanueva (76), llegó al nosocomio el último lunes con un profundo dolor abdominal, que días después detectaron que se debía a un cuadro de pancreatitis severo.

Sin embargo, los familiares del paciente denunciaron que la falta de experiencia de los médicos que lo atendieron inicialmente (profesionales de medicina general de reciente egreso), determinaron que ante la disminución de oxigenación del paciente, pensaban que se trataba de un caso de coronavirus, por lo que lo ingresaron al área covid, descuidando la pancreatitis que en el transcurso de los días se ha agravado.

Una de las hijas de Candela Villanueva señaló que exigió que se le haga una prueba molecular a su padre antes de llevarlo al área covid, lo que se hizo. Sin embargo, los resultados recién se entregarían luego de siete días, por lo que tuvo que buscar la manera que un laboratorio privado se la pueda practicar, pero su padre ya estaba aislado junto a otros contagiados con el mortal virus.

Al día siguiente, un laboratorio particular le practicó la prueba y en 24 horas le entregó el resultado, determinando que no se trataba de un cuadro de coronavirus.

Hasta ese momento habían pasado tres días desde que fue internado en el hospital, y el paciente se fue agravando debido a que no recibió tratamiento a la pancreatitis, cuadro que al no ser atendido también le ha provocado una insuficiencia respiratoria.

“Luego de haber salido del área covid, un médico intensivista del hospital, de apellido Cano, al ver el caso de mi padre, aseguró que no se trata de un cuadro de coronavirus, sino de pancreatitis, pero que lamentablemente se ha perdido tiempo y el cuadro se ha agravado”, señaló una de las hijas del paciente.

Víctor Candela tiene un pronóstico reservado, tras ser diagnosticado con un distrés respiratorio por pancreatitis y hasta ahora se encuentra intubado. Además, en el nosocomio ha contraído una bacteria intrahospitalaria que ha comprometido seriamente sus pulmones.

ESTÁ PENADO

La hija del ST2 Víctor Candela dijo que exponer a un paciente a la covid, como se ha hecho con su padre, es un delito, según el Código Penal. Exigió a las autoridades del hospital tener más cuidado con los pacientes que llegan a atenderse y no exponerlos al peligro.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o  suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de  FacebookTwitter e Instagram.