Más de 12 mil trabajadores de colegios involucrados en violencia contra escolares
A+

En los últimos seis años, el portal SíSeVe del Ministerio de Educación reportó que más de 12 mil docentes o personal de centros educativos estuvieron involucrados en violencia física, verbal o sexual contra escolares.

Ante ello, la congresista de Fuerza Popular, Lourdes Alcorta, presentó hace unos días el Proyecto de Ley 4434/2018 CR que propone incorporar como obligación del Director del centro educativo, el detectar y comunicar ante el Consejo Educativo los hechos de bullying que se presenten por parte del personal docente y miembros auxiliares de las instituciones, así como de todo el personal que labore dentro del plantel.

TAMBIÉN PUEDES VER: APP busca cambiar régimen económico de la Constitución

Así se propone la incorporación del Art. 7.1 a la ley 29719, la cual promueve la convivencia sin violencia en las instituciones educativas de la siguiente manera:

“Artículo 7.1: Obligaciones del Director y del Consejo Educativo Institucional (CONEI) El director tiene la obligación de detectar, atender y comunicar ante el Consejo Educativo Institucional (CONEI) los hechos de violencia, intimidación, hostigamiento, discriminación, difamación y cualquier otra manifestación que constituya bullying de parte de los docentes, los miembros del personal auxiliar de las instituciones educativas, así como a todo personal que labore dentro del plantel. El CONEI tomará las acciones y emitirá las sanciones pertinentes, así mismo atenderá todas las denuncias presentadas”.

Este proyecto propone también incorporar el artículo mencionado líneas arriba a la Ley que promueve la convivencia sin violencia en las instituciones educativas, permitiendo identificar y sancionar a los docentes, a los miembros del personal auxiliar de las instituciones educativas, así como a todo personal que labore dentro del plantel escolar, que este promoviendo, incitando o sea actor de bullying dentro de las instituciones educativas, con el fin de proteger a nuestros niños, niñas y adolescentes de quienes puedan causarles un daño irreparable, psicológico, físico que afecte no solo su integridad, también su desarrollo educativo, su proceso de aprendizaje, alterando su autoestima, ocasionándoles ansiedad, depresión e incluso suicidio.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.