Mejoramiento de vías a paso de tortuga
Foto: Eric Campos/Expreso
A+

La pandemia del Covid-19 obligó a las municipalidades y gobiernos regionales a concentrarse en preparar y ejecutar planes para frenar el avance del virus, dejando de lado cientos de proyectos de infraestructura vial y urbana. Sin embargo, a raíz de la reactivación económica a mediados del año, muchas entidades ediles han recibido más fondos y estímulos para concluir las obras en curso.

En julio, el Ejecutivo informó que las 190 municipalidades provinciales consideradas en Arranca Perú ya contaban con los 3,705 millones de soles del programa en sus cuentas para el mantenimiento de vías. Dos meses después, se autorizó más de 874 millones de soles para la inversión en infraestructura, a través del DU Nº 114-2020.

En octubre, el Gobierno, por medio del DS N° 292 -2020-EF, destinó 35.8 millones para financiar una serie de obras en múltiples provincias para la gestión, el mantenimiento y la ejecución de infraestructura vial. Días después, con el DS Nº 015-2020-Vivienda, el ministerio a cargo de Carlos Lozada Contreras ordenó facilitar la ejecución de las obras en todo el país.

PAVIMENTACIÓN

Según las estadísticas del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y el Instituto Peruano de Economía (IPE), hasta lo que va del 2020, la red vial pavimentada a escala nacional es poca y si observamos los números en cada región, la situación es más crítica.

Basado en los cálculos de IPE, nuestro país tiene, en promedio, el 35.2 % de su territorio apto para obras de infraestructura, pavimentado. En el fondo de la tabla se encuentra Ucayali al tener solo el 0.9% de su red vial pavimentada, Ica (18.2%), Tumbes (18.4%) y Piura (18.8 %). Mientras que en el tope está Moquegua con 59.7 %, incluso por encima de Lima y Callao que alcanzan el 58.3 %, seguido por Tacna (50.5 %) y San Martín (47. 9 %).

LIMA METROPOLITANA

A inicios de año, la Contraloría General de la República informó sobre un perjuicio económico de S/ 2’707,469.31 en el parchado de pistas de seis distritos capitalinos, cuyo mantenimiento está a cargo de la Empresa Municipal Administradora de Peaje de Lima (Emape S.A.), entre mayo de 2017 y mayo de 2018.

Según la Comisión Auditora, varias avenidas metropolitanas de San Martín de Porres, Los Olivos, Comas, Carabayllo, La Molina y San Borja presentaron deficiencias. “Los exfuncionarios de Emape otorgaron la conformidad y autorizaron el pago de trabajos de parchado de pistas que no habían sido ejecutados con materiales adecuados y tampoco desarrollaron pruebas para asegurar la calidad del pavimento”, precisaron en un comunicado.

Respecto a la actual gestión, el regidor metropolitano Jorge Valdez indicó que de los S/ 1,500 millones de presupuesto anual que tiene la Municipalidad de Lima, S/ 500 millones son para las obras de infraestructura. Sin embargo, hay “poco avance” pese a que “el presupuesto está allí”.

Debido a la pandemia, el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, ha tenido que reducir la gran lista de obras que tenía proyectada para la capital, a solo 10. Entre estas se encuentra la ampliación norte del Metropolitano y el proyecto Pasamayito.

A la lista también se suman dos teleféricos: uno que conecta los distritos de Independencia y San Juan de Lurigancho, y otro ubicado en El Agustino y Santa Anita, el puente Ramiro Prialé, el puente Morales Duárez, el mejoramiento de la Av. Las Torres, la estabilización de taludes en el malecón Castagnola, el paso a desnivel del óvalo Monitor Huáscar, y el club zonal Parque de la Familia en Huaycán.

“Al alcalde Muñoz no le han avisado que la cuarentena ha terminado. No se siente la autoridad. Muchas vías necesitan un plan de mantenimiento. Más allá de las vías Panamericanas, que están concesionadas, el resto de vías están olvidadas”, sostuvo el regidor Valdez.

MANTENIMIENTO DE VÍAS

Efectivamente, las calles del Cercado de Lima, a la altura de la cuadra 23 de la avenida Colonial, hasta la vía metropolitana Defensores del Morro (Chorrillos), se encuentran en un estado deplorable. Decenas de huecos y desniveles aumentan el riesgo de accidentes vehiculares, pero no parece ser una prioridad para la comuna limeña.

PEDIDO CIUDADANO

El regidor Carlo Ángeles Manturano mencionó que tras la cuarentena, “los pedidos para la reparación de vías aumentaron”. “De las 10 obras prioritarias, la mayoría está por licitarse y ninguna ha sido entregada”, agregó.

ACCIÓN LEGAL

Para el presidente de la ONG Luz Ámbar, Luis Quispe Candia, todo ciudadano que considere que el mal estado de la vía genera un riesgo puede presentar una acción legal. “Cuando el mal estado de la vía es un peligro, el ciudadano puede llamar a la Policía para que constate el hecho y con ese reporte se puede iniciar una acción civil para exigir que se identifique a los responsables”, explicó.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.