Migraciones activa nuevo puesto de control en frontera con Colombia
A+

La Superintendencia Nacional de Migraciones hoy activó el Puesto de Control Fonterizo Soplín Vargas, en el distrito Teniente Manuel Clavero, en la recientemente creada provincia de Putumayo, departamento de Loreto.

El Puesto de Control Fronterizo, el segundo implementado en el presente Gobierno a lo largo de más de 1,300 kilómetros del río Putumayo, el límite fronterizo entre Perú y Colombia, servirá para fortalecer la seguridad migratoria del país y contribuye a prevenir el flujo migratorio irregular.

Hasta julio del año pasado, a lo largo de esa extensa frontera del río Putumayo, no existía un Puesto de Control Fronterizo que permitiera controlar los ingresos y salidas de peruanos y extranjeros que utilizan los pasos de frontera establecidos en la zona; lo que generaba riesgos y el desarrollo de actividades ilícitas.

Conforme a los lineamientos del Gobierno y el Sector Interior, Migraciones activó en enero pasado el Puesto de Control Fronterizo El Estrecho, a orillas del río Putumayo.

“Hoy activamos el Puesto de Control Fronterizo de Soplín Vargas, que facilita y hace más seguro el tránsito en esta frontera, fortaleciendo la seguridad interna del país, en un marco de cooperación mutua con las autoridades colombianas que tienen un Puesto de Control Fronterizo en Puerto Leguízamo, en el lado colombiano del Putumayo”, manifestó el Superintendente Nacional de Migraciones, Eduardo Sevilla Echevarría.

El Puesto de Control Fronterizo Soplín Vargas se ha implementado en convenio con la Municipalidad Distrital de Teniente Manuel Clavero, que brindó facilidades en infraestructura y logística.

Actualmente existen dos puestos de control fronterizos en Loreto, pues el primero fue activado, en septiembre de este año por Migraciones, en la provincia de Ramón Castilla, una de las más alejadas de la geografía peruana y que se ubica sobre el río Yavarí, en la frontera con Brasil y cerca al límite con Colombia.