Multas de S/ 2 millones por no atender emergencias médicas
A+

Las clínicas u hospitales que no atiendan una emergencia, lo hagan con personal no autorizado u obstruyan la supervisión de las autoridades de salud incurren en infracciones muy graves que se sancionarán con multas de hasta dos millones de soles, advirtió Susalud.

Walter Curioso, representante de la entidad, señaló que otra falta muy grave es realizar atenciones de salud con fines de prevención, promoción, diagnóstico, tratamiento o rehabilitación, sin registro en Susalud.

Sostuvo que estas medidas administrativas sancionadoras, que no excluyen las respectivas denuncias de carácter penal, buscan mejorar la calidad del servicio en los establecimientos de salud, en el marco de la actual emergencia que se vive por las intensas lluvias que han caído en el Perú.

“Susalud es la única entidad con capacidad para sancionar a los establecimientos de salud que no brinden la atención adecuada a los pacientes. Buscamos mejorar la calidad de la atención de los servicios y ayudar a la gente en la actual coyuntura de emergencia”, subrayó Curioso.

Precisó que Susalud cuenta con un equipo de respuesta rápida frente a una denuncia, conformado por profesionales que pueden apersonarse en minutos hasta los centros médicos.

LAS 24 HORAS

“Puede llamar al 0800-14900. Nuestro personal de profesionales atiende las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Si la denuncia lo amerita destinamos un equipo para que investigue qué está pasando”, recalcó Walter Curioso, representante de Susalud.

Infracciones graves y leves

Las infracciones graves en las que puede incurrir un hospital o clínica son: postergar injustificadamente el acceso de los usuarios a las prestaciones de salud, no garantizar la operatividad de la cadena de frío, entregar productos farmacéuticos o dispositivos médicos vencidos, deteriorados, falsificados o sin registro sanitario.

Las infracciones leves son: no cumplir con las disposiciones vigentes sobre la administración y gestión de la historia clínica, realizar la exploración, tratamiento o exhibición con fines docentes sin consentimiento informado por escrito y negar al usuario el derecho de acceso a la información de los servicios de salud.

(Foto referencial)