Perú enfrenta posible pérdida de 857 mil hectáreas de bosques: Madre de Dios lucha contra deforestación [INFORME]

Con ayuda del WWF se implementó en Iberia el primer vivero forestal tecnificado para recuperar 500 hectáreas de bosques degradados y plantar 126 mil plantas de más de 30 especies forestales diferentes.


El Perú es el tercer país con mayor riesgo de deforestación –después de Brasil y Bolivia–, y enfrenta la posible pérdida de hasta 857 mil hectáreas para 2025, el doble de la superficie de la región Tumbes, según la Red Amazónica de Información Socioambiental Georreferenciada.

En respuesta a esta amenaza contra la Amazonía peruana y para recuperar los bosques dañados, en la región Madre de Dios se implementó una solución innovadora: la construcción del primer vivero forestal tecnificado en el distrito de Iberia, dedicado a la producción y preparación de plantones forestales, maderables y de arbusto para su traslado a campo definitivo.

Meta ambiciosa

Con la asistencia técnica del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) en el desarrollo de este proyecto, se estableció una meta ambiciosa: para el año 2026, se planea instalar 126 mil plantas, de más de 30 especies de árboles nativos, en áreas degradadas que necesitan de una intervención directa para iniciar este proceso de restauración.

Esto incluye algunas especies en estado vulnerable o amenazadas, como la caoba, la castaña y el shihuahuaco. Con estas medidas, se espera combatir eficazmente la deforestación en la región y restaurar 500 hectáreas de suelos degradados bajo intervenciones de restauración pasivas y activas.

“Cada semilla que se utiliza en el vivero ha sido debidamente registrado, se conoce la ubicación y las condiciones del árbol semillero de donde fue recolectada. Al hacer este proceso, se identifican las semillas sanas y así aseguramos el buen crecimiento de los árboles y la buena salud de los frutos”, explicó Jesús Alférez, oficial asociado en restauración y conectividad del WWF.

Deforestación
Después de la agricultura y la minería ilegal, la ganadería es una de las principales causas de las alarmantes cifras de deforestación. Según el WWF, esto se debe al sistema tradicional de hacer ganadería, que incluye el uso de agroquímicos y la práctica de quemar los pastizales.

Primera campaña de reforestación

Sin embargo, para cambiar el modo en que se desarrolla la ganadería en Madre de Dios y con el fin de generar sostenibilidad y responsabilidad ambiental, se realizó la primera campaña de reforestación titulada “Conservando bosques ecológicamente valiosos”.

Participaron ganaderos que están interesados en la restauración de sus suelos degradados en sus predios privados.

Sandro Cardozo, uno de los beneficiados y propietario de la finca San Martín, contó que sus padres le habían enseñado el trabajo de la ganadería tradicional. Cada año, quemaban entre 20 y 40 hectáreas de bosques, lo que causaba tierras infértiles, pastos que no se regeneraban y estiércol que no fertilizaba las plantas, dificultando el crecimiento de los arbustos.

MÁS INFORMACIÓN: La deforestación en la Amazonía se dispara un 80% en agosto

Pero mediante las capacitaciones que ofrece WWF, aprendió junto a otros ganaderos a hacer las cosas de otra manera. “Durante mucho tiempo trabajamos degradando nuestras tierras. Estoy abandonando la idea tradicional de hacer ganadería. Estamos aplicando nuevas prácticas que no dañen el ecosistema”, expresó Cardozo.

Enfatizó que están enseñando a sus hijos estas prácticas para que las nuevas generaciones de ganaderos conserven el ecosistema. “Quiero que mis hijos sigan con estas buenas prácticas, que cuando yo muera mi legado siga vivo. Ya no necesitamos grandes extensiones de terreno, con las parcelas ordenadas tenemos un mejor manejo del ganado, terrenos descansados y fertilizados de forma natural”, afirmó.

Por su parte, Jesús Alférez señaló que a partir de este proyecto se pueden conectar cientos de miles de hectáreas en la selva de mayor biodiversidad mundial.

Explicó que la clave está en manejar el pasto, eliminar agroquímicos e implementar sistemas silvopastoriles, que combinan árboles, arbustos y pastos en un mismo terreno, lo que permite una mayor productividad y sostenibilidad. “Estamos trabajando para que los ganaderos adopten estas prácticas y así contribuir a la conservación de la Amazonía”, aseguró.

Restaurar bosques para conservar la fauna

La recuperación del bosque permitirá mejores condiciones para la vida silvestre, como la del jaguar, aseguró Jesús Alférez, oficial asociado en restauración de WWF. “Una buena señal para saber si el área está conservada, es la presencia de estos felinos”, añadió. Remarcó que la reforestación conecta los bosques remanentes, es decir, unir bosques que están separados por la intervención del ser humano, creando corredores biológicos.  Refirió que la labor de WWF se enmarca en una visión de conservación de paisajes. “Estamos empleando cientos de cámaras trampa para monitorear a la fauna silvestre, y estamos demostrando la densidad y diversidad de especies que habitan en la región”, afirmó.

La recuperación del bosque permitirá mejores condiciones para la vida silvestre, como la del jaguar, aseguró Jesús Alférez, oficial asociado en restauración de WWF. “Una buena señal para saber si el área está conservada, es la presencia de estos felinos”, añadió. Remarcó que la reforestación conecta los bosques remanentes, es decir, unir bosques que están separados por la intervención del ser humano, creando corredores biológicos.  Refirió que la labor de WWF se enmarca en una visión de conservación de paisajes. “Estamos empleando cientos de cámaras trampa para monitorear a la fauna silvestre, y estamos demostrando la densidad y diversidad de especies que habitan en la región”, afirmó.

BOSQUES

Mayor biodiversidad: cinco áreas naturales protegidas

La región Madre de Dios es uno de los lugares con mayor biodiversidad del mundo. Posee cinco Áreas Naturales Protegidas, abarca aproximadamente 700 mil hectáreas, donde habitan jaguares, tapires y otras especies. Asimismo, conserva el 12% de las reservas de carbono de la Amazonía.

Último refugio para indígenas en aislamiento

Los bosques del Perú son el último refugio para diversos grupos de indígenas en condiciones de aislamiento y contacto inicial. Es por este motivo que el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) viene trabajando en la protección de la Reserva Indígena Madre de Dios.

LO MEJOR DE ACTUALIDAD: 

Ejército: Hay humo blanco en CCFFAA y pases al retiro, Ejecutivo tomaría decisión en próximos días

VIH en Perú: de los más de 110 mil pacientes, el 60% está en Lima y Callao

Tragedia en La Libertad: ascienden a diez los fallecidos en ataque con explosivos a compañía minera en Pataz

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookXInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.