Peruanos se rebelan ante manifestantes: «Váyanse a Bolivia, vagos»

«La gente quiere trabajar», exclamó un indignado comerciante.

La clase trabajadora del Perú se ha rebelado ante los violentos manifestantes, quienes atacaban sus puestos por no participar en las protestas. En diversas partes del país, ante los ataques, comerciantes no dudaron en pedirles que se vayan a Bolivia.

Defendiendo sus carretas, protegiendo a sus animales, desde sus tiendas, y más; peruanos no dudaron en asegurar que los protestantes no los representan.

«Acá se trabaja, no vagos de mierd***. Ándate a Bolivia, no vengas a jod*** acá», exclamó un indignado comerciante.

«La gente quiere trabajar, queremos trabajar tranquilos, ¿por qué vienen molestando a la gente que quiere trabajar? Ya los hemos respetado dos días, pero siguen molestando», reclamó un moqueguano.

A este último se le sumaron más personas, quienes frustrados por las marchas se ven imposibilitados de llevar un pan a su mesa.

TAMBIÉN LEE: Urresti dice que fiscalizará gestión de López Aliaga: «No toleraré actos de corrupción»

En otras partes del Perú se registraron otro tipo de actos vandálicos. A una señora mayor, que paseaba junto a su carretilla para vender su mercancía, unos criminales la rodearon e intentaron agredirla. Por esta razón, pese a los ataques de un perro, a pedradas arremetió contra sus agresores.

Y no fueron las únicas provincias, en Apurímac, unos delincuentes atacaron a un joven ambulante que transportaba limones en su carretilla. Los vándalos no dudaron en tumbarlo e intentar malograr sus ventas.

En Juliaca, la criminalidad llegó a un nuevo nivel, cuando un pequeño animal resultó herido. Su dueño, entre lágrimas, levantaba el cuerpo del animal, cuyo estado aún permanece en reserva. Justicia para aquellos, que sufrieron lo peor de los castillistas.

TE PUEDE INTERESAR:

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.