Pilar Roca: «Ministerio de Cultura discriminó a Federico García» | Entrevista
A+

Cuando algunos funcionarios del Ministerio de Cultura intentan sacudirse del escándalo por los contratos irregulares de Richard Cisneros, la artista Pilar Roca, viuda del cineasta Federico García, denunció discriminación contra este, y favoritismo a una supuesta “argolla” pseudointelectual.

Hace unos días, usted comentó en redes sociales algo sospechoso respecto a la Dafo (Dirección de Audiovisual, la Fonografía y Nuevos Medios). ¿Podría dar más detalles?
Se ha desconocido totalmente su obra. El nieto de Fico pidió que la película Túpac Amaru pudiera ser arreglada, porque es un concurso de preservación que Dafo da a las cintas peruanas que son trascendentes, pero se lo dieron a un italiano que había hecho La curiosa vida de Piter Eustaquio Rengifo Uculmana. ¿Acaso eso ha causado un gran impacto, como sí lo hizo la cinta que hizo mi esposo?

Tal vez en algunos círculos…
Analizando la composición del jurado, vemos que está una señora Luz Vilarroel que dirige la Cinemateca (Cineteca) de la Casa de la Moneda. ¿Con qué criterio una persona de otro país puede decir qué película debe preservar el Estado peruano? No es culpa de ella, sino de quienes la ponen, al parecer con una paga. También presentan a Erika Chávez como prestigiosa mujer de cultura. ¿Qué gran obra de arte o libro ha hecho esta señora? Es antropóloga, pero solo ser antropólogo no es patente para decir que es una figura destacada. Y también está José Noblecilla, que es profesor de Comunicaciones.

¿Se refiere a un sesgo ideológico antes que criterio artístico?
Hemos visto que al señor Richard Swing le daban 175 mil soles, pero a un director con amplia trayectoria, y a una película que es estudiada incluso en el extranjero, no la ayudan para su preservación. Encima, ese documental que han premiado ya había sido financiado por el Ministerio de Cultura. Hay un veto…

¿Por qué habría un veto?
Tuvimos diez años de juicio porque el Ministerio de Cultura dijo que le habíamos regalado la película a TV Perú. Eso fue en la época de Ollanta Humala, con un ministro Peirano (…).

¿En qué quedó ese proceso?
Nos mandaron a Quito. ¿Con qué dinero iba a ir allá y contratar abogados? Suerte nuestra fue que con el juicio estaba Indecopi, que ya había dicho que Federico y yo éramos propietarios de la película. Allí era el Tribunal Contencioso Administrativo de la CAN (Comunidad Andina de Naciones), y en cuanto a derechos de autor, el informe fue a nuestro favor. Igual tuvo que ir a Fiscalía, y al final un juez señala que la obra era nuestra.

A lo mejor los mismos funcionarios que gestionaron el proceso están aún en el Gobierno…
Los que manejan desde Lima no soportaban que un cholo cusqueño les diga las cosas de frente, que les haga propuestas, y que no les agache la cabeza. “Yo soy un cholo bien liso”, me decía mi esposo, por eso voy a publicar un libro llamado ‘Mister Dafo’, donde voy a demostrar la corrupción que existe entre un grupito que se favorece entre ellos con recursos del Ministerio de Cultura.

De eso se habla mucho, pero se publica poco…
Se van de viaje a Cannes, a los festivales internacionales, porque ellos lo deciden. Viajan a Nueva York, y ahora no hay casi concursos. Un grupito decide quiénes van. Los nombres se repiten y son los mismos. Si no se repiten los nombres, son las empresas.

Por: César Rojas.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.