Policía está tomada por sus enemigos
A+

Para el exdirector de Defensa Legal de la PNP, general (r) Gustavo Ramírez De la Cruz, la Policía Nacional viene siendo objeto de ataques a su institucionalidad debido a que se encuentra actualmente tomada por sus enemigos.

“Con toda seguridad les puedo decir que el actual ministro del Interior, Rubén Vargas, así como el congresista Gino Costa, quien actualmente entra y sale de Palacio de Gobierno cuando quiere, son enemigos de la Policía. Ellos quieren ver una institución pisoteada y si es posible que desaparezca, por ello siempre hablan de una reforma policial”, señaló Ramírez De la Cruz, y agregó: “En conclusión, la PNP está tomada debido a que el presidente de la República les ha dado carta blanca para que a esta institución la manipulen a su gusto”.

El exdefensor de la PNP dijo que estos cambios lo único que hacen es generar malestar en toda la institución y se está violando la Ley de la Policía, debido a que el comandante general se nombra entre los tres tenientes generales, “entonces como presidente de la República no puede hacer eso, el ministro lo ha inducido al error”.

El especialista recuerda que para evitar estos inconvenientes, se rehízo la Ley de la Policía en el año 2016 para que los cambios en la dirección de la PNP sean continuos y no haya este tipo de desaciertos y desconcierto en el alto mando.

En el 2015 “se volaron” 32 generales para que entrara el general Raúl Salazar, posteriormente el ministro Basombrío también dio de baja a 39 generales. Esto venía ocurriendo por el antojo político que solo hace daño a la Policía Nacional.

El objetivo es descontrolar a la institución desde el punto de vista policial para poner a gente que todavía no tiene la experiencia y el conocimiento suficiente para poder direccionarla.

COINCIDENCIAS

“En el caso del general PNP Cervantes Cárdenas, no tengo mucho conocimiento de su trabajo, solo sé que asciende al grado de general en enero de 2017 cuando justamente estaba como ministro el señor Basombrío y el viceministro era Rubén Vargas. Ahora, lo ponen como comandante general, debido a que seguramente tienen acercamiento.
Ojo, por el hecho de ser ministro nadie puede direccionar el nombramiento a su gusto. Nadie puede hacer eso, hay una ley que se debe respetar”.

Por otro lado, respecto a la propuesta del ingreso de gerentes de Servir para administrar a la institución, dijo: “los civiles no saben nada de lo que es la labor policial. Lo que sí se debe hacer es asimilar profesionales para que ayuden a la Policía, pagarles bien a profesionales e invitarlos a que se asimilen”.

Señaló que es importante asimilarlos “porque un civil puede dar una opinión errada, meter la pata e irse. En cambio, si se asimila a un civil, está sujeto al código de la Justicia Militar, a la Justicia común y a los reglamentos policiales”.

PRETEXTO

Gustavo Ramírez también precisó que se ha tomado como pretexto los muertos de las manifestaciones del 14 de noviembre y supuestos desaparecidos (los mismos que luego se confirmaron que nunca lo estuvieron), a pesar de que hasta ahora no se ha podido determinar que estos hechos sean responsabilidad de la Policía Nacional. Cualquier experto puede señalar que las muertes fueron provocadas por armas hechizas que no usa la Policía, pero ha sido el pretexto perfecto para intervenirla.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.