Presunto acoso sexual estaría detrás de la renuncia del superintendente de la Sucamec
A+

El exsuperintendente de la Sucamec Carlos Tuse fue denunciado por acoso sexual a una de sus subordinadas, Paola Pimentel Quiroz, quien trabaja en esta institución como coordinadora de la oficina de Trámite Documentario.

“He tenido mucho miedo, he pasado días enteros llorando. El señor tiene mucho poder y contactos. Si he decidido ya no seguir ocultándome bajo un código, es para que las mujeres no sigamos callando. Los abusos se deben denunciar”, relata Pimentel.

La denunciante afirma que su caso ha sido de conocimiento del ministro del Interior, César Gentille, y del presidente de la República, Martín Vizcarra, desde hace aproximadamente un mes y medio. Pese a ello no se tomó medidas para sancionar a Tuse, y ordenaron no exponer la denuncia a medios de comunicación.

PUEDES VER | Joven que denunció a Tosso por acoso: “Se enojaba mucho cuando lo dejaba en visto”

A través de El Foco, Paola Pimentel narró las situaciones en las que el exsuperintendente la hostigaba y acosaba, hechos que ocurrieron en tres oportunidades.

“…ingresé a su oficina privada, él me recibió diciéndome que parecía modelo y que estaba guapa. Los nervios me invadieron, sinceramente, no supe cómo reaccionar. Se me acercó y me hacía dar vueltas para verme de cuerpo entero, luego comenzó a tocarme por la cintura y a obligarme a abrazarlo y besarlo. Atiné a reírme con los nervios colapsándome, no podría creer que eso me sucedía. Él notó mi nerviosismo y preguntó ‘por qué eres tan guapa”, cuenta la denunciante.

Aseguró que no recuerda la fecha de ese hecho, pero sí que cuando salió de la oficina de su exjefe, este le envió un mensaje diciendo “No te has despedido”. La segunda vez que fue víctima de Tuso fue por medio de una llamada telefónica.

“Recibí su llamada y lo primero que hizo fue decirme cosas morbosas, yo respondí con evasivas, después preguntó qué había sucedido con el servidor antes mencionado. Al cortar la llamada, no puede contener las lagrima y le conté todo a mi pareja”, narró.

La fecha del tercer incidente que la impulsó a denunciar fue el lunes 18 de agosto, asegura que en esta ocasión Tuse llegó más lejos al realizarle tocamientos indebidos.

“Él cerró la puerta y me quedé parada, me jaló para abrazarme y besarme a la fuerza. Le dije que no estaba bien lo que hacía, que yo no quería problemas”, cuenta sobre su terrible experiencia Pimentel.

“Mientras me mantuve de pie sin saber si salir corriendo o gritar, sentí que introducía su mano por mi pantalón, llegando a tocar mis partes íntimas. Forcé y me senté, él se acercó hasta donde me encontraba sentada y jaló mi mano para tocar su miembro viril. Abrió el cierre del pantalón y me mostró su miembro, jaló mi cabeza y me quiso obligar a practicarle sexo oral. Puse resistencia y con la voz entrecortada le dije que no podía, que no quería. Con risa en el rostro me dijo: ‘Hoy no, pero la próxima sí, ¿de acuerdo?”, concluyó la denunciante.

PUEDES VER | Jefe de la ONPE: «Tenemos un gran problema presupuestal»

La coordinadora de la oficina de Trámite Documentario afirma que luego de salir de la oficina de Tuse, recibió un mensaje del superintendente diciéndole “fue bonita tu visita”. En ese momento Pimentel, tomó la decisión, que según menciona temía realizar, de denunciar a su jefe.

Es así como el 20 de agosto, tres días después del último acoso, envía el correo al ministro Jorge Montoya. En el Ministerio del Interior abrieron investigación de inmediato y se le encargó el caso al abogado Rodil Padilla Bernabé, del área de Procedimientos Administrativos Disciplinarios. El caso, por involucrar a un alto funcionario, fue catalogado como “Confidencial”.

Luego de la revisión de las cámaras de seguridad, entregó los mensajes de WhatsApp que intercambió con Tuse. El peritaje psicológico a cargo del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables concluyó: “La usuaria PAOLA LILIANA PIMENTEL QUIROZ (28) evidencia indicadores de una AFECTACIÓN PSICOLÓGICA de tipo emocional, provocado por el Sr. CARLOS SAMUEL TUSE LLOCLLA (50). Demostrando temor, angustia y sentimientos de inferioridad, así como perturbación en su concepto propio y valía en su desarrollo sexual”.

El exjefe de la Sucamec respondió por escrito el 14 de septiembre y negó la denuncia de Pimentel.

“La Srta. Paola indica que, su primera visita física a mi oficina, en los primeros días de agosto, fue víctima por parte del suscrito de abrazos y besos, además que le hice dar vueltas para observar todo su cuerpo. Pregunta: ¿si eso fuera cierto porque no denunció de inmediato?, si ese día en la antesala a no menos de 2 metros de distancia estaba el asesor Marco Ruiz a quien lo considera su gran amigo, porque no dijo nada”, recalca en su defensa.

PUEDES VER | Lambayeque: salvan de las calles a 38 menores víctimas de explotación laboral

“Otra pregunta es ¿por qué borró los mensajes de su WhatsApp?, ¿Será porque mantiene una conducta deshonrosa, desleal con su propia pareja? Si era supuestamente víctima de hostigamiento, resulta incongruente borrar los mensajes”., añadió en su escrito.

Por otro lado, Pimentel asegura que le pusieron trabas en la investigación, pese a que solicitó un cambio de fecha para pasar por la prueba del polígrafo, ay que se encontraba fuera de Lima, se le fue negado. Y sin esta prueba todo jugo a favor de Tuse. La denuncia fue archivada el pasado 27 de octubre.

“Estoy indignada, siento que en mi país no hay justicia. En la actual gestión del Ministerio del Interior han protegido a mi agresor”, sentencia Pimentel.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.