Respuesta a cartas de informe: “Empresa de aviación en mira de la Sunarp”
A+

Respondiendo a las cartas notariales del señor Walton Mery Pinto, con Carnet de Extranjería Nº 000161309  y del señor Juan Carlos Valderrama Cueva, con DNI 09533924, quienes rechazan los términos expuestos en el artículo titulado “Empresa de aviación en la mira de la Sunarp por el origen de US$ 500 mil”, “Denuncian que militar en retiro chileno sería el dueño en la sombra pese a que la ley lo prohíbe”, publicado en el diario EXPRESO el pasado 27 de febrero de 2017, se expone lo siguiente.

En la primera carta, el señor Walton Mery Pinto rechaza estas afirmaciones: Que los señores Juan Carlos Valderrama Cueva y Eduardo Guislain Torres son testaferros de su persona y que Walton Mery Pinto se encuentra en la sombra. También que haya sido removido del cargo de gerente general de la Empresa Servicios Aéreos de los Andes SAC por mala gestión que comprometió la salud económica y financiera de dicha empresa. Igualmente, que el peritaje de la Empresa BDO Consulting detectó a través de una auditoría transferencias realizadas aparentemente por su persona hasta por US$ 900,000.00 dólares americanos.

También rechaza que ha sido denunciado por los delitos contra el patrimonio (fraude en la administración de la persona jurídica) y contra la fe pública (falsedad genérica). Proceso que se encuentra ante la 22º Fiscalía Provincial Penal de Lima.

Niega además que debido a una eventual condena en su contra en este proceso judicial podría acarrear consecuencias económicas en la participación accionarial que tuviera en otras empresas, según fuentes consultadas.

Rechaza igualmente que Walton Mery Pinto ha decidido no figurar en la constitución de Puma Air SAC y utilizar a Valderrama Cueva y a Guislain Torres como sus testaferros.

Y finalmente niega que Walton Mery Pinto habría sacado la vuelta a la norma y que tres meses después de haber sido retirado de Servicios Aéreos de los Andes SAC habría dado inicio desde la sombra a los trámites para la Certificación de Puma Air SAC.

En la carta notarial enviada enumera también las razones que amparan la rectificación de las imputaciones publicadas.

Por su parte, la carta enviada por Juan Carlos Valderrama, rechaza que haya sido utilizado como testaferro por el señor Walton Mery Pinto para no figurar en la constitución de la empresa Puma Air SAC y no acepta que lo coloquen en una posición de menosprecio como profesional porque merma su reputación ante la opinión pública, dejando entrever además que sería cómplice de algún delito.

Además, advierte que en su condición de abogado, el artículo cuestionado sugiere que habría cometido un delito que merecería investigarse, lo cual es totalmente falso; toda vez que no existe ningún impedimento para que ejerza la profesión de abogado y accionista libremente, más cuando nunca ha actuado de mala fe, ni por incompatibilidad de intereses hacia ninguno de sus clientes.

Aclara que es apoderado del Sr. Walton Humberto Mery Pinto, pues así se lo solicitaron los señores José Palacios Chopitea y Carlos Augusto Dammert Marcos, habiendo sido además nombrado como director de la empresa Servicios Aéreos de los Andes SAC (Partida Literal Nº11744086) con el voto favorable de los mencionados señores en la junta general de accionistas de la referida empresa, realizada con fecha 31 de marzo de 2016. Este pedido para ser el apoderado del Sr. Mery Pinto se solicitó pues existe una desavenencia entre ellos y el Sr. Walton Humberto Mery Pinto en la mencionada empresa.

Nota de redacción

Tras todo lo expuesto, en la carta Nº 059904-17 /17/03/2017 y a la carta Nº 45332 /17/03/2017, precisamos que nuestra publicación, de fecha 27 de febrero de 2017, parte de la observación registral realizada por la Sunarp respecto a la falta de acreditación de los fondos por los que se intenta incrementar el capital social de Puma Air SAC, estando ello plenamente establecido de la propia observación del Título Nº2017-000064628 que desde el pasado 1 de febrero de 2017, hasta la fecha no ha podido ser subsanado, demostrándose la realidad y procedencia de dichos fondos a cargo de New Sense Geophysics SAC; asimismo, no se ha acreditado fehacientemente los aportes realizados por la accionista María Ana Schwalb de Kulenkampff von Bismarck, los que fueron también capitalizados sin sustento. A todo ello, se suma la evidente negociación incompatible que habrían cometido el gerente general Sr. Eduardo Domingo Guislain Torres y la abogada Alicia Paola Mantilla De las Casas, esta última en calidad de funcionaria de la DGAC, donde Puma Air SAC viene gestionando su certificación.

Nuestra investigación se encuentra sustentada a través de documentos debidamente cotejados y obtenidos de manera válida, siendo nuestra obligación el propalar tal noticia por ser de interés público.

Finalmente, le manifestamos que sobre las relaciones directas o indirectas que mantiene Puma Air SAC, sus accionistas y funcionarios con el señor Walton Humberto Mery Pinto, así como la comisión de los hechos que se describen en nuestra publicación, que consideramos evidentes a la luz de nuestras investigaciones, sin perjuicio de ello, dichos hechos serán objeto de investigación a cargo del Ministerio Público, quienes conforme a sus atribuciones y después de realizar las actuaciones probatorias que correspondan determinarán la realidad de tales hechos y la responsabilidad de sus autores.