MASCOTAS Y DUEÑOS COMPARTEN UN PROBLEMA DE PESO

Se incrementa obesidad en perros y gatos

Malos hábitos de las personas pueden hacer daño en su salud.

Se incrementa obesidad en perros y gatos
  • Fecha Jueves 14 de Marzo del 2019
  • Fecha 1:50 am

Cada vez son más las personas de todas las edades que padecen obesidad, un problema que se considera una epidemia mundial y a la cabeza se encuentra Estados Unidos: cuatro de cada 10 adultos son obesos, según los últimos datos ofrecidos por el Centro de las Enfermedades de Estados Unidos (CDC, sus siglas en inglés). Y la cosa parece trascender la especie humana. Los animales domésticos en este país también están muy por encima del peso que deberían. Lo dice la última investigación de la Asociación para la Prevención de la Obesidad en las Mascotas, que apunta a que más de la mitad de los gatos y perros tienen sobrepeso u obesidad (un 60% y un 56 % respectivamente).

Son muchos los factores que provocan este aumento de peso: “Ofrecerles demasiadas raciones de alimento al día o darles de las múltiples opciones de golosinas comerciales” son, según Julie A. Churchill, veterinaria especializada en nutrición por la Universidad de Minnesota, ejemplo de ello. De hecho, es fácil percibir el problema con un simple paseo por una tienda para mascotas: cupcakes, “dogures” (yogures para perros), helados, pasteles de cumpleaños, y así un largo etcétera de golosinas para las mascotas.

Problema de los dueños

Esta veterinaria también menciona el hecho de “darles comida humana”. Quién haya tenido un mejor amigo peludo conoce perfectamente esos ojitos de aparente pena que saben poner mientras salivan cuando te preparas un bocadillo de jamón. Esta técnica, que según una investigación publicada en la revista Nature utilizan solo para interactuar con las personas, nos hace tender a sobrehumanizarlos, apunta otro trabajo del Banfield Pet Hospital (EE UU). Y aunque esto pueda llevar a actitudes positivas para la relación con la mascota (como el hecho de hablarles como si fueran bebés), también, concluye este último estudio, nos incita a usar los alimentos como forma de dar cariño al animal.

Índice de masa corporal (IMC)

Para saber si un animal tiene un problema de peso se utiliza el Body Condition Score (BCS), que como el Índice de Masa Corporal (IMC) de los perros y gatos. El método, que Churchill recomienda poner en práctica una vez al mes, consiste en observar y evaluar la silueta del animal desde arriba y desde el costado. Cuando está en el peso adecuado, podremos ver la forma de la cintura al mirarlo desde arriba, abdomen se estrecha detrás de la caja torácica y al palpar podemos sentir las costillas debajo una capa delgada de grasa. Si está visiblemente en los huesos y carece de esa capa de grasa al tacto, quiere decir que está por debajo de su peso. A partir del momento en el que no sentimos el hueso y no se dibuja la curva de la cintura, el animal está gordo.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
Keiko Fujimori: Domingo Pérez añade nuevos elementos a pedido de prisión preventiva

Keiko Fujimori: Domingo Pérez añade nuevos elementos a pedido de prisión preventiva