Sedapal pagó trabajos que no se hicieron en San Juan de Lurigancho
A+

César Rojas

La reciente crisis sanitaria en el distrito de San Juan de Lurigancho, por la falta de agua potable, podría repetirse, ya que Sedapal sigue contratando a las mismas empresas responsables de dar mantenimiento a las tuberías que ya colapsaron más de una vez. Incluso, dos de estas cobraron una considerable suma de dinero para dar el mismo servicio.

En febrero del año 2017 la empresa estatal había acordado con Acciona Agua (firma de capitales españoles) que esta realice el mantenimiento de colectores de aguas residuales con diámetros de 350 a 2,400 milímetros, durante dos años, por 5’650,915 soles.

El 28 de diciembre de 2018 se informó que el colector de La Huayrona (de 1,500 mm) tenía fallas, y se dispuso el mantenimiento. Sin embargo, el colector de la cuadra nueve de la avenida Próceres de la Independencia, una de las principales vías del distrito, colapsó cuatro días después.

“Vehículos pesados”

El entonces gerente de Gestión de Aguas Residuales, Francisco Quezada, dijo que esto se debía al “alto tránsito de vehículos pesados”, y “descartó que la afectación se extienda a otros tramos”.
Al día siguiente, el jefe de Recolección Primaria de Sedapal, Yuri Sánchez, comunicó a la Municipalidad Metropolitana de Lima que Acciona Agua realizaría labores con carácter de emergencia hasta el 2 de febrero.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.