Sepa cómo adiestrar a su cachorro
A+

Cuando uno quiere adiestrar a su cachorro es necesario tener constancia, mucha paciencia y saber alabarlo cuando haga las cosas bien.

Por ejemplo, el adiestramiento puede empezar el mismo día en que llega el cachorro a la su nueva casa. Con persistencia, se le puede inculcar hábitos de aseo en dos a cuatro semanas, con resultados ciertamente favorables.

Según los entendidos, normalmente el cachorro querrá hacer sus necesidades unos diez minutos después de comer. En lo posible, llévelo afuera en ese momento.

Hasta que tenga unos seis meses, puede que sea necesario sacarlo a pasear cinco veces al día. Más tarde se podrán reducir los paseos a tres diarios. En estos paseos probablemente mostrará preferencia por lugares que han sido usados por otros perros. Si lo hace, llévalo a ese lugar cada vez que lo saque, y muy pronto él asociará los paseos con la idea de hacer sus necesidades y generalmente las hará rápidamente cuando llegue a su lugar preferido. Cuando haya hecho sus necesidades alábelo repetidamente y hágalo entrar a la casa. Esto le hará darse cuenta de cuál es la finalidad del paseo.

Uso de papel periódico

Se debe esparcir periódicos en un rincón de la casa que haya designado para el aseo de su cachorro. Poco tiempo después de que haya comido, llévelo allí y quédese con él hasta que haya hecho sus necesidades, y después alábelo repetidamente. Además, lleve al cachorro al mismo lugar cuando despierte de su sueño nocturno o de sus siestas.

Después, saque los papeles sucios y reemplázalos por papeles limpios, pero dejando encima un papel sucio. Si lo prefiere, puede comprar en una tienda de animales alguno de los varios materiales fabricados para estos fines. El olor le recuerda al cachorro para qué están esos papeles.

Cuando comience a adiestrarlo para que haga sus necesidades sobre los papeles, esparza los periódicos sobre una gran superficie. Descubrirá que vuelve a un lugar preferido. Poco a poco reduzca la superficie cubierta de papeles hasta que baste con poner varias hojas en el lugar de su elección. Ríñalo cuando cometa un error, y después llévelo a su lugar elegido. En caso de un «accidente» de esta naturaleza, jamás, bajo ninguna circunstancia se le debe pegar a un cachorro. Limpie el lugar que ensució con vinagre o amoníaco diluido con agua tibia. Esto eliminará cualquier olor que pudiera atraerlo otra vez al mismo lugar.

EN LA CALLE

Para la transición del uso de papeles de periódico en el interior de la casa al uso exclusivo del exterior, cuando lo saque a pasear lleva consigo unos cuantos periódicos o un recipiente de material comercial adecuado. Espárzalo sobre el lugar que quiera que use y cuando lo haga, alábelo y felicítelo con profusión. Felicítese también a sí mismo, porque ambos han hecho un buen trabajo.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.