Si un crimen no se investiga, se fortalece la impunidad
A+

La Premio Nobel de la Paz de 1992, Rigoberta Menchú Tum, participó en la Cumbre del Pacto de América Latina por la Educación con Calidad Humana (Palech), que se realizó en Lima, y expresó su rechazo a la violencia contra la mujer que se ha intensificado en el Perú y en el mundo en los últimos años.

“Debemos intercambiar experiencias para fortalecer la lucha contra la agresión. Debemos reeducarnos para que las agraviadas formulen sus denuncias y haya una reforma legal”, manifestó la líder indígena guatemalteca en diálogo con EXPRESO.

Menchú lamentó que Lima sea la quinta ciudad más violenta para las mujeres a escala mundial, según una encuesta recientemente publicada por la fundación Thomson Reuters.

“Podemos aliviar el camino para otras mujeres en el continente. En Guatemala hemos tipificado los delitos de violación y esclavitud sexual o doméstica, que ya tienen una sentencia fija y severa”, agregó.

Adelantó que volverá a nuestra capital en noviembre y que está dispuesta a colaborar con las instituciones que defienden a las mujeres ante los actos de violencia. “Sin embargo, nosotros no podemos venir a cambiar la situación de la gente. Todos se tienen que involucrar. Un crimen que no se investiga fortalece la impunidad. Eso es lo que reina nuestro continente”, sentenció.

DIVERSIDAD

“Los que se oponen a la diversidad se benefician de la intolerancia”, dijo Menchú sobre las preguntas de identificación étnica del censo.

He seguido procesos en América Latina y el que no quiere que se reconozca un pueblo indígena diferente, es porque avala el silencio. Es importante que los políticos se definan bien, están a favor o en contra de la diversidad”, finalizó.

JUAN C. ÁNGELES MORENO/[email protected]

(Foto: Edgar Vizcardo)