Terroristas de las FARC se apropian de los puestos de vigilancia en frontera

Por decisión del gobierno de Vizcarra, imponen su control mafias de narcos, traficantes de madera y lavadores de oro.

Por Leonidas Canchanya Joaquín

La desactivación, por decisión del destituido presidente Martín Vizcarra, de 8 puestos de vigilancia armada del Ejército en la zona de la triple frontera, con Ecuador y Colombia, en la selva del Putumayo, ha agravado la invasión de las mafias de narcotraficantes integrada por remanentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) se han apoderado de extensos terrenos de la selva del Putumayo y la han convertido en dominio del narcotráfico.

Así lo denunció a EXPRESO el profesor Edwin Pérez Álvarez, presidente del Frente Patriótico de Loreto, base Putumayo, quien explicó que estas mafias han convertido la zona en extensos sembríos de hoja de coca, laboratorios de cocaína y toneladas de insumos de esta industria
delictiva.

Según los cálculos de Pérez Álvarez, en la región fronteriza de Loreto y Ucayali hay más de 50 mil hectáreas de plantaciones de cultivo de hoja de coca. Esta extensión, dijo, puede superar la producción del valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.