EXPERTOS NO DESCARTAN QUE MADURO ESTÉ LIBERANDO CRIMINALES

Venezuela exporta crimen organizado

Empezaron robando en el popular Cono Norte, pasaron a los comercios, luego a la extorsión y asalto de casas de cambio, bancos y ahora vemos bandas con armamento de guerra.

  • Fecha Lunes 25 de Marzo del 2019
  • Fecha 6:20 am



Generales (r) de la Policía Nacional Remigio Hernani y Pérez Rocha piden al Ministerio del Interior tomar cartas en el asunto.

Se puede sacar miles de agentes de las comisarías que siguen en trabajos administrativos. Hay inseguridad porque no hay oficiales y suboficiales en las calles.

Miles de delincuentes que deberían estar encarcelados en Venezuela por sus crímenes de robos, secuestro y sicariato no solo se encuentran en libertad sino que han salido de su país con destino a Colombia, Perú, Ecuador y otros países.

SEPA MÁS DE Advierten que Villa Panamericana es un ‘elefante blanco’

Se trata de prontuariados que salen de sus lugares de origen para hacer uso y abuso, en nuestro caso, de una política peruana de puertas abiertas que los acoge sin una verificación adecuada de sus registros policiales o antecedentes penales.

“Cuando estos delincuentes salieron de Venezuela debieron verificarles el pasaporte y debió haberse activado una especie de alarma. La pregunta es ¿por qué no fueron detenidos en el debido momento?”, se cuestionó el periodista especializado Daniel Blanco en declaraciones al portal PanamPost.com.

Las consecuencias de esas omisiones se hicieron visibles cuando a comienzos de agosto del año pasado el jefe de la Dirección de Investigaciones Criminales (Dirincri) de la Policía Nacional, general Juan Carlos Sotil, tuvo que dar explicaciones sobre la temible banda criminal de “El Tren de Aragua” que había ingresado al Perú.

Para entonces, dada la vulnerabilidad de las fronteras terrestres y la impunidad reinante en el país llanero, donde solo se procesa 8 de cada 100 crímenes, Sotil informó que hasta ese entonces en el Perú había 72 ciudadanos venezolanos en prisiones, 28 de ellos por crímenes contra el patrimonio, principalmente asaltos o robos a mano armada.

De ese tiempo a esta parte las cifras se han disparado y la misma PNP no respondió a nuestras llamadas para actualizar esos datos, pero es obvio que han crecido en forma exponencial tanto en los feminicidios como en la proliferación de bandas venezolanas que roban las 24 horas del día, con armas de fuego y usando motos y autos, principalmente en los centros comerciales de Chacarilla, Surco, Miraflores y San Isidro.

Mucho de esto tiene que ver con el crimen organizado procedente de Venezuela, como se ha visto en el atraco espectacular en una joyería del centro comercial Jockey Plaza, donde, en segundos, se llevaron valiosas joyas y relojes el 24 de junio del año pasado, sin que sean capturados hasta la fecha.

Los expertos aseguran que esta criminalidad ya experimentada en el hampa venezolana, en su mayoría en su mayoría son ladrones, extorsionadores y hasta policías ranqueados.

“Primero empezaron robando en el Cono Norte, que son sectores marginales donde hay falta de alumbrado público, mal estado de vías y una gran cantidad de motorizados que les permite seguir delinquiendo; luego empezaron a robar comercios, extorsionar, a robar casas de cambio, luego bancos y ya estamos viendo bandas con armamento de guerra aplicando el mismo modus operandi que hacían en Venezuela”, detalló Daniel Blanco al citado portal.

Estas observaciones fueron hechas a raíz del asalto en el Jockey Plaza. Ahora la situación se ha agravado, más si Venezuela no tiene la capacidad institucional para impedir el ingreso y egreso de criminales dedicados al tráfico ilegal de drogas, de armas, sicariato, extorsión y otras modalidades de crimen organizado.

PEREZ ROCHA Y HERNANI

Los generales (r) de la Policía Nacional Eduardo Pérez Rocha y Remigio Hernani, tampoco descartaron la posibilidad que Nicolás Maduro haya liberado a los reclusos de los centro penitenciarios de Venezuela para que ingresen a los países que están apoyando a los inmigrantes llaneros.

“No me sorprendería porque es algo común en los gobiernos totalitarios. Recuerdo mucho la dictadura de Augusto Pinochet Ugarte (1973 – 1990) en Chile, pues sacó a todos los criminales y gente de izquierda, quienes fueron a otras naciones y hubo problemas. Por consiguiente, es posible que Maduro haya sacado a todos los que tienen antecedentes para que se vayan a otro lado”, puntualizó Pérez Rocha.

Para Hernani, ex ministro del Interior, Maduro podría haber actuado de tal forma para desestabilizar a las naciones que muestran solidaridad con sus compatriotas. “Puede ser posible. Nada me puede sorprender de él, quizá ha enviado a gente de mal vivir”, agregó.

ESTADO CRÍTICO

Con un profundo pesar, Pérez Rocha manifestó que la situación de la seguridad ciudadana es crítica y se debe a diferentes aspectos, uno de ellos es el descuido del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana (Conasec) adscrito al Ministerio del Interior (Mininter), y dirigido por la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), la Secretaría Técnica del Mininter y la Dirección General de Seguridad Ciudadana.

“Estamos en una estado crítico por un tema primordial, y lo digo porque he sido director y secretario técnico del Conasec, es decir la falta de un plan nacional de seguridad. Desde que salí del Conasec se modificó el reglamento de 33 artículos a 86 para mejorarlo, pero ha quedado en el olvido. Esta entidad tiene que ver las estrategias para revertir la inseguridad”, afirmó.

Asimismo, lamentó que el titular del Mininter, Carlos Morán, aún no nombre a un viceministro de Seguridad Pública, cargo de suma importancia para la ciudadanía.

“Peor aún. Días atrás hubo un evento sobre seguridad y el nuevo presidente del Consejo de Ministros [Salvador del Solar], que además está encargado del Conasec, pero que no sabe ni leer ni escribir sobre el tema, solo dijo que aumentará 20,000 efectivos de la PNP en la localidad”, resaltó.

Si bien es cierto faltan policías en la ciudad, según Eduardo Pérez, este aspecto se debe amalgamar con una óptima estrategia a escala local y regional.

“Se puede sacar 20,000 agentes de las comisarías que están haciendo trabajos administrativos. Hay inseguridad porque no hay oficiales y suboficiales en las calles. Ahora que han aumentado los hechos delincuenciales a manos de ciudadanos venezolanos, es evidente que no se ha hecho una óptima coordinación para ver qué personas ingresan al Perú, si tienen antecedentes o problemas con la justicia”, enfatizó.

El experto en materia de seguridad consideró que un punto fundamental estaría en que la Comisión de Defensa y Orden Interno de Congreso elimine la disposición que permite a los policías laborar en el sector privado. “La población necesita el servicio de la PNP a tiempo completo”, subrayó.

SIN CONTROL

Para el ex responsable de la cartera del Interior, Remigio Hernani, es necesario que el país cuente con un mejor sistema de control porque sería clave conocer el verdadero rostro de los ciudadanos extranjeros que ingresan al Perú.

“Es evidente que falta un mayor control para el ingreso de personas al país. Esto se pudo evitar si no se hubiera descuidado el proceso de supervisión. Un tiempo se dejó entrar solo con mostrar la cédula venezolana y la gran mayoría era falsificada”, sostuvo.

“La policía tiene que hacer su labor: pedir información de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol). En otros países están obligados a dar los datos necesarios para frenar los asaltos, asesinatos y hechos delictivos”, añadió.

En ese sentido, concluyó que este problema también ha afectado a Colombia, Ecuador, Chile y Bolivia, pero aclara  que no todo es culpa de la inmigración venezolana.

“Estas personas han venido a buscar trabajo y la mayoría de ellos son honrados, trabajan y tienen las condiciones necesarias para realizar algún oficio. Sin embargo hay un grupo que son delincuentes, que demuestran constantes agresiones. Este sector no tiene otra forma de supervivencia porque no le gusta trabajar y cometen delitos, por esto las autoridades deben estar firmes y poner mano dura”, finalizó.

10,325 millones de dólares

El costo de la inseguridad ciudadana, solo en el año 2016, ha sido calculado por el Banco Interamericano de Desarrollo en US$ 10,325 millones, es decir alrededor del 2.77 del PBI.

1,172 asaltos diarios

El año pasado se registró, a nivel nacional, un total de 422,010 denuncias en las comisarías por diversos delitos, lo que implica que al mes ocurren un promedio de 35,000 asaltos o robos, y al día unas 1,172 personas son víctimas de la delincuencia.

Estas cifras de la Dirección de Tecnología de la Información y Comunicaciones de la PNP no tienen estimaciones de los delitos no denunciados.

Aunque Lima concentra cerca del 50% de la comisión de diversos delitos registrados y denunciados ante la autoridad policial y serenazgos, esta realidad se agrava en las principales capitales de departamento, como Trujillo, Arequipa, Lambayeque, Piura y Cusco.

MILAGROS SALAZAR:

Presentaría proyecto  de ley para deportar delincuentes extranjeros

Tenemos que actuar con la misma celeridad de otros países, respetando el marco jurídico y la seguridad de los peruanos.

Desde el Legislativo, la congresista Milagros Salazar (Fuerza Popular) no descartó la idea de presentar un proyecto de ley para agilizar el proceso de extradición para los ciudadanos extranjeros que cometan un delito o incumplan las normas del Perú.

“La inseguridad ha aumentado, así como la percepción en la ciudadanía. Sería importante que el Parlamento trabaje un proyecto de ley para que los ciudadanos extranjeros, no sólo venezolanos, sepan que si infringen serán sancionados, hasta con la deportación”, opinó.

Salazar De la Torre especificó que para esto se debería revisar los estatutos legales y observar cómo se podría aportar ante esta situación tan delicada.

“Existe el Grupo de Lima, conformado por congresistas de diferentes bancadas. Luz Salgado (Fuerza Popular) pertenece esa comisión y podría evaluar el tema, si es que lo propone y buscar una salida al respecto”, refirió.

La legisladora fujimorista comentó que de plantearse dicha medida, cualquier ciudadano extranjero que infrinja los códigos establecidos y cruce al lado oscuro de la ley, será deportado según el ilícito cometido.

“En otro país cuando sucede algo parecido, deportan a los extranjeros de forma inmediata. Entonces tenemos que actuar con la misma celeridad, respetando el marco jurídico para la integridad del país”, añadió.

Asimismo, lamentó que el Ejecutivo, a través de sus carteras ministeriales del Interior y de Relaciones Exteriores, descuidó el sistema de migración y seguridad, provocando que miles de llaneros ingresen al país sin conocer sus antecedentes.

“Se filtraron ciudadanos con denuncias. Se descuidó y relajó el sistema de control. En estos momentos estamos cosechando lo que el Ejecutivo no pudo proponer en su momento. Acá debemos hacer que cualquier extranjero que incumpla la ley o comete un delito sea deportado”, culminó.

Replantear políticas de Estado

El abogado Edhín Campos Barranzuela, del portal jurídico legis.pe, ante la ola de la delincuencia plantea que urge “replantear las políticas de Estado de igualdades sociales, oportunidad de empleo y de una eficaz política cultural, educativa y deportiva para nuestros jóvenes”, esto “con instituciones cada vez más sólidas y que permanentemente coordinen su labor contra la inseguridad ciudadana”.

Y, por paradójico que parezca, recuerda que los principales candidatos a la Presidencia de la República, a los gobiernos regional y locales, tuvieron como principal tema de campaña, no el incremento del empleo o la productividad, o el reordenamiento del tránsito vehicular o la solución al tema ambulatorio, sino precisamente la inseguridad ciudadana.

JUAN CARLOS ANGELES

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.











Top
Aráoz sobre Salaverry: “Representa a todo el Congreso, no sus intereses personales”

Aráoz sobre Salaverry: “Representa a todo el Congreso, no sus intereses personales”