WWF: vida silvestre disminuye en 60 %
A+

La humanidad y la forma en que alimentamos, proveemos combustible y financiamos nuestras sociedades y economías están empujando al límite a la naturaleza y los servicios que nos proporcionan energía y sustento, señala el Informe Planeta Vivo 2018 (IPV) de WWF.

Asimismo, presenta un panorama desolador del impacto de la actividad humana sobre la vida silvestre, los bosques, los océanos, los ríos y el clima del mundo.

El Informe Planeta Vivo 2018 presenta una descripción general del estado de nuestro mundo natural, 20 años después de la primera publicación del emblemático informe.

El IPV, que monitorea las tendencias en la abundancia mundial de vida silvestre, indica que las poblaciones globales de peces, aves, mamíferos, anfibios y reptiles disminuyeron en promedio un 60 % entre 1970 y 2014, el año más reciente con datos disponibles. Las principales amenazas están directamente relacionadas con las actividades humanas, incluida la pérdida y degradación del hábitat y la sobreexplotación de la vida silvestre y la agricultura.

“Es preocupante constatar cómo nuestro propio estilo de vida nos ha puesto en riesgo a nosotros mismos. No solo las poblaciones de especies estudiadas han disminuido a menos de la mitad, sino que, en Latinoamérica, donde está nuestro país, el promedio llega hasta casi el  90 % de reducción”, afirmó Kjeld Nielsen, de WWf Perú.

En las últimas décadas, la situación del planeta se ha vuelto aún más alarmante. El 20 % de la Amazonía ha desaparecido en solo 50 años, mientras que se estima que la Tierra ha perdido aproximadamente la mitad de sus corales de aguas someras en los últimos 30 años.