Las claves de la Independencia
A+

Por Harold Alva

Raúl Chanamé, autor de La República Inconclusa, explica las ideas liberales claves que abonaron sobre la independencia del Perú, así como las controversias doctrinarias que produjo el advenimiento de la República vigente.

-¿Ha cambiado la percepción de la independencia en este Bicentenario?

En los últimos 30 años se han hecho valiosos aportes históricos, se ha estudiado mejor la impronta napoleónica, con la Constitución de Bayona (1808) y su consecuencia en Cádiz (1812), así como los movimientos de Juntas virreinales (1810-1814), la restauración del absolutismo de Fernando VII (1814-1820), el trienio liberal (1820-1823) y los movimientos regionales como motores de la independencia. Las provincias como actores nacionales. Hay nuevas fuentes y conclusiones más objetivas, superando visiones románticas, estructuralistas o nacionalistas.

-¿Se justificaba la idea monárquica de San Martín?

Quizá hoy no sería justificado, pero en su momento era explicable, a San Martín lo afligía lo que ocurría con las “Repúblicas” de las Provincias de Rio de la Plata, la Banda Oriental y el Paraguay, sumidas en el caos, en tanto Brasil con un Rey constitucional era estable y México con Iturbide coronado procuraba una independencia pactada por la vía constitucional. Tenía la idea de gobernabilidad basada en un ejecutivo fuerte, por ello el Protectorado, para evitar la anarquía de un poder difuminado.

-¿Los liberales eran republicanos y los conservadores eran monárquicos?

Esa es una clasificación equivocada: Monteagudo, Unanue, Torre Tagle eran liberales monárquicos; en tanto Luna Pizarro, Sánchez Carrión, Mariátegui era liberales republicanos. Podríamos decir que los primeros seguían a Montesquieu y los segundos a Rousseau. Ambos defienden la Constitución, difieren en conformar un gobierno aristocrático o democrático.

-¿Por qué triunfan los republicanos?

Por las derrotas de la primera campaña militar de Puertos intermedios, la división de los monárquicos (Riva Agüero vs. Torre Tagle), la falta de respaldo logístico de Buenos Aires y Santiago de Chile, que lo obliga a pedir auxilio a Bolívar en Guayaquil, en ese breve interregno es derrocado Bernardo Monteagudo, el “brazo ejecutor de San Martín”, aislado el Libertador fuerza la convocatoria del Congreso constituyente donde renuncia el mismo día de su instalación, a poco en sus Bases Constitucionales se creó la República (1822) como un bálsamo político.

-¿Cuál es el papel de Luna Pizarro y Sánchez Carrión?

Son los padres de la República, pero lideran dos variantes: i) La pragmática, encabezada por Luna Pizarro que propugna un ejecutivo personal (Presidencia), un Estado unitario y el Departamento, y ii) La ortodoxa, dirigida por Sánchez Carrión que alientan un régimen parlamentario, un ejecutivo colegiado y el federalismo. Triunfaron los primeros apoyados por los monárquicos. La República fue una gran ilusión, que pronto se anarquizó.

-¿Por qué no se consolidó la República?

A poco las formas colegiadas de gobierno demostraron su ineficacia para enfrentar la guerra, la milicia descontenta alentó un golpe de Estado, 70 días después, de haberse establecido la República, diez días después el Congreso liberal nombra Mariscal a Riva Agüero, luego este lo recesará. El gobierno peruano que no había conquistado la independiente se dividió, para beneplácito de los realistas que retomaron Lima con Canterac. El Congreso cesado convocó a Bolívar para “salvar la independencia”. El caraqueño impuso la República cesarista, que era una variante del Protectorado y la Monarquía Constitucional.

-¿Se cumplió el presagio pesimista de San Martín y Bolívar?

Más allá de la teoría política, se establecieron dos modelos republicanos en América Latina a lo largo del siglo XIX un republicanismo liberal (Freire en Chile, Rocafuerte en Ecuador, Santander en Colombia, Orbegozo en Perú) y un republicanismo conservador (Francia en Paraguay, Rozas en Argentina, Portales en Chile, Gamarra en Perú, Flores en Ecuador), que representaron en los hechos la polémica, no resulta por superar el antiguo régimen: ¿República oligárquica o democrática, militarista o civilista, laica o confesional? Lo que se logro fue un híbrido, no deseado, la República coronada, que tenía Constitución, pero no impedía las dictaduras presidenciales. De allí la frase bolivariana: “Hemos arado en el mar”.

-¿Qué paso con la democracia?

Hemos tenido 72 gobernantes, de ellos 43 fueron militares la mayoría surgidos de asonadas castrenses, sólo 28 gobiernos civiles, de estos más de la mitad asumió en forma no democrática. La República debe ser democrática o no es República, como lo sostiene Sartori.

-¿Qué queda del mensaje de los Libertadores?

El pensar en grande y dar sus vidas por ellas: la libertad de los seres humanos (esclavos, pardos, siervos) la igualdad jurídica (de la mujer, por ejemplo, cuyo símbolo es Manuelita Sáenz), ilustrar a los ciudadanos, crear mercados regionales en base a la unidad continental, mucho antes que Europa la conquistara. Eran gigantes por su visión, los continuadores fuimos pequeños en los resultados.

Lea el SUPLEMENTO completo en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.