El Poder Ejecutivo a través del Decreto de Urgencia No. 118-2020 dictó “Medidas extraordinarias y urgentes para reforzar la respuesta sanitaria de prevención y control del dengue en el marco de la emergencia nacional por la covid-19”, la pregunta ¿Qué tiene que ver el dengue en esto? Y lo que es peor, lo que señala el Artículo 6 del tal decreto de urgencia: “Dejar sin efecto el feriado nacional del día jueves 08 de octubre de 2020”.

Parece que no hay asesores en Palacio de Gobierno, ni en la Presidencia del Consejo de Ministros y menos aún en el ministerio de Justicia, ya que el 3 de junio de 1940 se promulgó la Ley No. 9126 que declara el 8 de octubre fecha de “Homenaje del Perú al Almirante Miguel Grau Seminario” y el 7 de noviembre de 1991, mediante Decreto Legislativo No. 713  se dio la ley que “Consolida la legislación sobre descansos remunerados de los trabajadores sujetos al régimen de la actividad privada en la cual se dispone como feriado el 8 de octubre con ocasión del Combate de Angamos”.

Sin embargo, el Ejecutivo emite el Decreto de Urgencia No. 118-2020, bastaba con leer la Carta Magna, el Artículo 51 es muy claro, habla de la supremacía de la Ley de leyes, la cual prevalece sobre toda norma legal o de menor jerarquía y así sucesivamente.

Lo preceptuado por la Ley No. 9126 y el Decreto Legislativo No. 713 solo pueden ser derogados por otra ley y no por un Decreto de Urgencia (DU) como ha hecho Vizcarra, el premier y el gabinete ministerial, ya que los decretos de urgencia constitucionalmente solo tienen competencia en aspectos económicos y financieros.

En conclusión, los feriados solo pueden quedar sin efecto mediante otra ley y no por un Decreto de Urgencia.