Los Comités de Autodefensa del VRAEM y de la región Ayacucho se han pronunciado desmarcándose de los dichos lanzados por el candidato presidencial Pedro Castillo.

Según estas fuerzas ciudadanas de resistencia en el interior del país no fueron las rondas las que se enfrentaron a Sendero Luminoso, sino de forma directa los Comités de Autodefensa con epicentro en Ayacucho; ahí donde territorialmente la violencia política terrorista concentró su barbarie.

Los ronderos en todo caso se centraron principalmente en perseguir el abigeato, la delincuencia común. Es a ese sector al que Castillo dice pertenecer en Cajamarca, al norte del país.

“Pedro Castillo en estas contiendas electorales, manifiesta públicamente que es miembro activo de las rondas campesinas de Cajamarca y que ellos fueron los que lucharon en la pacificación del país en las décadas de los 80 y 90 ante las huestes subversivas de Sendero Luminoso, lo cual es absolutamente falso y desmentimos rotundamente dicha afirmación”, señaló Juan Taipe, líder de un comando de autodefensa ayacuchano (1/5/2021, Perú21).

Desde el VRAEM llaman la atención de la opinión pública nacional ya que con sorpresa las autodefensas rurales y nativas ven cómo un potencial presidente es señalado por sus vínculos con el Movadef de Sendero Luminoso; extremistas (incluso violentos ahí donde casi cualquier conflicto social explotó en los últimos años) a los que Castillo les ha facilitado obtener asientos en el Congreso que asumirá funciones a partir del 28 de julio.

En esa perspectiva, es muy posible que si hoy el prosenderista (y prochavista, vía Vladimir Cerrón) Castillo intenta forzar una suerte de ‘reconciliación’ traída de los cabellos con quienes desangraron al país irá encontrando cada vez más resistencia. Los peruanos no olvidan la magnitud de las agresiones terroristas que organizaciones como el Movadef buscan suavizar y olvidar victimizando a sus mal llamados ‘presos políticos’ y pretendiendo dar solución a ‘los problemas derivados de la guerra interna’ según su propia narrativa y conveniencia.

No será nada fácil en ese sentido el accionar que los congresistas electos, gracias al partido ‘Perú Libre’ de Cerrón y Castillo, pretendan impulsar en el Parlamento; aquellos miembros elegidos por votación inadvertida y con nexos senderistas según las investigaciones fiscales y policiales.

Hay que repetir lo que el grueso de peruanos conoce perfectamente: los Comités de Autodefensa campesinos nunca se aliaron con el marxismo, leninismo, maoísmo de Sendero Luminoso (ni con el marxismo, leninismo, guevarista del MRTA). Los combatieron con coraje y convicción –con respaldo de las fuerzas de seguridad militares y policiales– derrotando al terrorismo ahí donde inició su salvaje ‘guerra popular’ contra la libertad.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.