Me han pedido opinión sobre una carta notarial dirigida a una conductora de TV y a la empresa televisora,  donde reclaman el pago de un millón 280 mil dólares por reparación civil.

En la extensa misiva se sostiene que: “Han pisoteado mis derechos como persona (…) con publicaciones en televisión nacional e internet, donde usufructuando, lucrando y usando mi imagen, mi voz “sin mi consentimiento”, no dudaron en mancillar mi honra con tal de tener más rating y portadas en medios de comunicación”. Hay que recordarle a la reclamante, que desde que es un personaje público no hay necesidad de ningún “consentimiento”, por lo tanto es una falacia sin argumentación jurídica.

Los abogados de la reclamante piden que el Anda (Asociación Nacional de Anunciantes) “castigue su programa”; aquí se demuestra un flagrante desconocimiento en cuanto a legislación televisiva y lo referido al Derecho de Rectificación, ya que el ANDA no es competente y menos puede “castigar”.

Que la reclamante pida ayuda a la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables para que interceda y ATV le pague la millonaria suma de la póliza de seguros es otra aberración jurídica, sin ningún tipo de argumento jurídico, ya que el ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables no es competente para ver estos “singulares” casos.

Por lo que debo de señalar:

1.- Si la reclamante pretendió incoar alguna acción bastaba con una Carta Notarial al amparo del Derecho de Rectificación (Ley No.  26775) Artículo 1 “Toda persona natural o jurídica, afectada por afirmaciones inexactas o agraviada en cualquier medio de comunicación social, tiene derecho a que éste las rectifique en forma gratuita, inmediata y proporcional, sin perjuicio de las responsabilidades de ley”, Artículo 2 “La persona afectada o, en su caso, su representante legal, ejercerá el derecho de rectificación mediante solicitud cursada por conducto notarial u otro fehaciente al director del órgano de comunicación, y a falta de éste a su propietario, dentro de los treinta días calendario posterior a la publicación o difusión que se propone rectificar” (La carta va dirigida al gerente general de la empresa televisora y no a la conductora), Artículo 3 “La rectificación se efectuará dentro de los siete días siguientes después de recibida la solicitud, si se tratara de órganos de edición o difusión diaria. En los demás casos, en la próxima edición que se hiciera después de ese plazo. Si la persona afectada lo solicita, la rectificación se efectuará el mismo día de la semana y, de ser el caso, a la misma hora en que se difundió la información que la origina en los medios de comunicación no escritos”, Artículo 4 “Si el medio de comunicación social ha rectificado espontáneamente los hechos, no procederá la solicitud. Si esta rectificación no se juzga satisfactoria, la persona afectada, o quien corresponda, puede hacer uso de los derechos que le son conferidos por la presente Ley”, Artículo 6 “Si el órgano de comunicación social no rectifica de acuerdo a lo solicitado, la persona afectada podrá recurrir al Comité de Ética que establezcan los medios de comunicación” (ATV pertenece a la Sociedad Nacional de Radio y Televisión, en primera instancia la Comisión de Ética y en segunda instancia el Tribunal de Ética).

2.- Es en la Sociedad Nacional de Radio y Televisión (SNRTV) donde se presenta la queja por vulnerar: La Ley de Radio y Televisión, el Código de Ética, el Pacto de Autorregulación y el Derecho de Rectificación.

3.- Al margen de lo que resuelva en segunda instancia el Tribunal de Ética de la Sociedad Nacional de Radio y Televisión (SNRTV) se puede iniciar una acción ante el Ministerio de Transportes y Comunicaciones y en paralelo presentar una conciliación extrajudicial.

4.- De acuerdo con las Ley de Radio y Televisión, Artículo 70 “Las infracciones tipificadas en la presente Ley serán verificadas, evaluadas, determinadas y sancionadas por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones. Para el caso de infracciones referidas a la programación de los servicios de radiodifusión y al incumplimiento de la prestación del servicio de acuerdo con la clasificación contenida en los artículos 9 y 10 de la Ley, se requiere la opinión previa del Consejo Consultivo de Radio y Televisión” y el Artículo 71 “Las personas naturales o jurídicas que incurran en infracciones tipificadas en la presente Ley, son responsables administrativamente ante el Ministerio, independientemente de la responsabilidad civil y penal que pudiera corresponderles. Las sanciones administrativas que se impongan, son independientes del cumplimiento de obligaciones o requisitos exigidos a los infractores, por lo que su aplicación no convalida, exime o reemplaza ninguna exigencia incumplida, ni los daños ni perjuicios causados”.

5.- Luego de agotada esta vía recién se puede demandar ante el Poder Judicial a la conductora y al canal de televisión.

Ese es el procedimiento en cuánto legislación televisiva; sorprende el tipo de asesoría legal de la reclamante para solicitar más de un millón de dólares con una carta notarial que no surtirá ningún efecto legal a posteriori.

Finalmente me he quedado sorprendido de tanto desconocimiento por partes de conductores, periodistas y “periodistas” que han rebotado el documento de marras y desconocer lo que significa el Derecho de Rectificación y los procedimientos en cuanto legislación televisiva respecta, salvo que pretendan hacer un circo como están acostumbrados ante tanta orfandad ética.

ALFREDO VIGNOLO G. DEL V. PRESIDENTE FUNDACIÓN ÉTICA PERIODÍSTICA